16 de agosto 2020

Aguilar de Campoo -Allegui

Hoy nos levantamos con la calma, saco la esterilla de yoga, estiro y respiro… Juank también se anima a estirar un poco. Preparamos el desayuno y nos vamos bajando hacia el área de Aguilar de Campoo a vaciar y coger aguas. Tenemos suerte y no tenemos que esperar apenas. Paramos en un super a comprar un poco de fruta y emprendemos camino hacia Navarra.  La idea era que no nos llevaría más de 3 horas, la realidad es otra y por pitos y flautas terminamos llegando al área de Allegui casi a las 19.

Entre medias hemos tenido que cambiar planes ya que la zona que teníamos prevista de escalada no es muy cómoda para ir con las autos. Hemos ido a otro pueblo con la idea de hacer una ruta en bici, pero el furgo perfecto para nosotr@s no era tan “perfecto” y se nos quedaba media auto fuera de la plaza de aparcamiento. Por lo que terminamos en el Área de Ayegui que es cómoda y muy económica, 4 euros aunque para el llenado de agua hay que pagar por separado. Después de este peregrinar y nada más aparcar, Lola se da cuenta que la falta una sandalia… Decidimos volver a por ella aunque no sabemos muy bien donde la hemos podido perder. Creemos que en el furgo imperfecto para nosotr@s 😉 Juank y Lola se montan para ir en busca de la sandalia perdida.

Yo decido quedarme con Zuma y darla un paseo, estoy “jartita” oiga… Cuando salen de la baliza del área la encuentran en el suelo. Cuando hemos bajado a pagar el área se ha debido caer y ni cuenta nos hemos dado. El área es muy barata, 4 euros pero a nosotr@s nos sale por 8 euros ya que no se puede salir y entrar alegremente… en fín, suerte hemos tenido de encontrar la sandalia de cenicienta.

Ya tod@s otra vez junt@s preparamos la cena, hoy decidimos hacer crepes. Sacamos el hornillo fuera y preparamos calabacín salteado con tempeh, aguacate, tomate Ñam Ñam.De compañeras de cena tenemos avispas a tutti.

A dormir tod@s que el día ha sido largo y muy muy cansado. ZZZzzz…

17 de agosto 2020

Allegui- Urbasa 

Dormimos bastante bien, temperatura perfecta. Por la mañana, decidimos desayunar dentro, fuera hace un poco de rasca. Tostadas, café y fruta para tod@s. Se van tod@s a bichear el pueblo. Hay una fuente del camino De Santiago para peregrin@s con agua y vino. Yo me quedo haciendo unas gestiones en el ordenador y luego me uno a ell@s cámara en mano. 

Bajo a ver la fuente, es muy curiosa. Es un punto del camino De Santiago, con doble grifo por donde sale agua por uno y por el otro sale vino. La fuente está detrás de las Bodegas Irache. Algun@ de nosotr@s ha hecho su ofrenda en la tienda de vinos ;-).

Volvemos a las autos, hemos decidido subir hacia la sierra de Urbasa. Y subimos hasta el mismo Camping Urbasa, supuestamente no se puede entrar hasta las 15. Nosotr@s llegamos a eso de las 12 y nos dejan entrar y depositarnos sin problema.  Pasamos la mañana trasteando e inspeccionando el camping. Intento hacer unas gestiones en internet pero imposible, la cobertura es súper escasa en el bar. El dueño del camping tiene unas cintas pegadas en un árbol a modo de repetidor y supuestamente es el “locutorio” del camping. Ni con Orange ni con Movistar funciona… bueno las gestiones tendrán que esperar. La verdad es que el estar incomunicad@s es una maravilla. 

Nosotr@s ya estuvimos hace cinco años en este camping y lo recordábamos muy bonito. El camping está muy bien, el entorno y las parcelas son preciosas. Las zonas comunes están limpias y el personal es muy majete. Me atrevería a decir que es de los campings mas bonitos donde he estado.

Hoy comemos espaguetis con una salsa rabiata que compré y que está muy picantona. Me chifla cocinar pero unos espaguetis con tomate y queso no dejan de ser mi comida preferida ñam ñam. Descansamos  un rato y a eso de las 17 salimos a dar un paseo.  Está muy negro, es poner un píe en el prado hacia el GR y ya no para de llover hasta que nos acostamos. Aún así, damos un paseo de un par de horas.

A la vuelta pasamos de duchas, yo quiero salir a la mañana siguiente y puedo esperar, la actividad hoy no ha sido tan frenética. Cenamos bajo los toldos, no para de jarrear agua y agua.

Hago un guiso de patatas, judias verdes, pipas y huevos pochados. Lola se duerme pronto y Juank y yo intentamos ver la peli de “La vida de Brian”, aguantamos 20 minutos. Sigue jarreando agua a manta..

ZZZzzz…

18 de agosto 2020

Urbasa

Anoche no daba nada por salir a correr hoy, pero la lluvia ha parado. La mañana está con mucha niebla y fresca. Vamos por el camino por el que ayer paseamos, está embarrado y a ratos muy incomodo para correr por el terreno tan inestable. Aún así aguantamos una hora y hacemos lo que podemos. Ya a la vuelta en las autos, nos esperan los chicos con las bicis preparadas. Saco la esterilla de yoga y estiro un rato, que gusto…. Lola está levantada y escuchando música. Coge un plátano y yo mientras me ducho. Preparo unas tostadas con huevo y café, me las he ganado oiga! y aunque no, pues también!

Los chicos vuelven a la hora y media o así, hago un poco de zafarrancho. Lola se enrolla a jugar en el camping con más peques. Vemos pasar la mañana sin más pena ni gloria. A eso de la 13:30 llega la hora del aperitivo y del tripeo, sacamos una cerveza, crackers y unas zamburiñas… Para comer una ensalada de legumbres con lo que pillamos, tomate, pepinillos, maíz, huevo… algo súper rápido e igual de fresquito.

El día está como ayer, no sabemos si lloverá en breve o que. A eso de las 16:30 nos vamos a dar un paseo con impermeables y paraguas. L@s peques están súper enrollados con su chupi pandi del camping pero se vienen de muy buen agrado. 

Vamos por el otro lado del camping, por donde han ido por la mañana a hacer la ruta ciclista los churros. Es un camino más andable que el de ayer y también muy muy bonito. No lo he dicho todavía pero esta zona es sencillamente, I M P R E S I O N A N T E. La lluvia nos respeta pero l@s peques se cansan rápido. Volvemos al camping a las 18:30, helados para el sector infantil y para el adulto cervezas de grifo súper frías que entran tremendas. Dudé entre helado o cerveza y sin duda la elección ha sido más que correcta =D

Nos liamos nos liamos y las cerves se alargan a 3 por barba y alguna ración de patatas y croquetas. L@s peques descubren el futbolín y juegan con su pandi. Lola ha hecho buenas migas con un chico de su edad, se lo están pasando de coña. Llegamos a la auto algo tocad@s, para cenar nos animamos con una tortilla de calabacín que hacemos en el hornillo. Un tomate rajado y poco más.

Aquí el personal pilla el vino con ganas, yo que conozco mis limitaciones tomo con más ganas llenar el estómago y luego doy algún sorbo al vino… A l@s peques hay que llamarlos, han hecho una buena cuadrilla y andan tod@s jugando al fútbol.

Algun@s se quedan viendo peli y yo me voy a leer y a ZZzzzz.. 

19 de agosto 2020

Urbasa- San Fausto

Duermo regular por el calor pero aún así a las 8 me levanto para ir a correr. Nos gustó la zona por la que paseamos ayer y es mucho más cómoda para correr. Los cuerpos están oxidados y cuesta moverlos, pero acabamos pillando ritmo y hacemos una hora muy disfrutona.  A la vuelta, Juank ya está con el desayuno, nos duchamos Lola y yo. Desayunamos tostadas, fruta y café. Tranquilamente vamos recogiendo para salir del camping. 

Llegamos justo cuando está vacío el sitio de vaciar aguas, después de nosotr@s se forma una fila de 3 autos, vamos un buen rato… nos libramos por los pelos. L@s peques se despiden de su pandi, a Lola la da mucha penilla. Han tenido un día y medio de mucha independencia.

A la que bajamos por el puerto intentamos parar a comprar quesos de la zona pero está cerrado. Paramos en un Alcampo cercano y compramos víveres frescos.

Llegamos a la Zona de escalada de San Fausto, antes de llegar a Eraul como a unos dos kilómetros antes. Entramos sin problema, la zona de aparcar es muy estrecha pero conseguimos hueco para las dos furgos  e incluso sombra =D

Comemos rodead@s de avispas, (hoy pasta fresca por capricho del sector infantil en el super) por lo que la sobremesa es muy rápida. Me subo a leer un rato, Lola prefiere irse a escalar con Juank, por lo que me quedo tan tranquila, ¡planazo!

Leo, doy una mini cabezadita, arreglo unas cosillas por internet y me tomo una infusión. A eso de las 19:30 vamos a buscar al personal que ya van bajando de escalar. A la que subimos oímos unos tiros y un paisano pocos minutos después nos dice que ha sido él, que ha dado unos tiros a unos nidos de avispa asiática muy grandes que tenía en su parcela. No nos gusta nada la idea de tener esos bichos cerca.

A eso de las 20:30 preparamos la cena, hoy por aquí crepes socca con verduras y lo que pillamos por la nevera, ñam ñam.

Planeamos subir al día siguiente a escalar, los chicos deciden madrugar un poco más (salir a las 7:30) y nosotras con el sector infantil un poco más tarde a eso de las 8:30. 

Pues cada mochuel@ a su furgo a ZZZZzzzzz

20 de agosto 2020

San Fausto-Pamplona

Juank se marcha a eso de las 7:30, yo aguanto hasta las 7:45. Voy preparando el desayuno (granola, fruta  y yogurt) y despierto a Lola a las 8. Hemos quedado a las 8:30 y tengo todo preparado a falta de desayunar.  Salimos l@s cuatro a eso de las 8:45, aunque el camino es evidente nos acabamos liando. Nos toca bajar y subir nuevamente, ejercicio aeróbico para el cuerpo y con calor, con dos criaturas infantiles aseguro que es deporte de riesgo ;-).

Finalmente encontramos las paredes donde están escalando, muy sombrias y fresquitas. El sitio es muy muy bonito. Pruebo una vía muy sencilla y hoy el coco no lo tengo para escalar, paso más miedo de lo normal y eso quiero decir que no es mi día. L@s peques se dedican hoy a dibujar y jugar, de escalar pasan tres pueblos. 
Hacía las 12:30 el sol empieza a acechar y es momento de bajar. Nos entretenemos en hacer unas fotitos en una vía que la llaman “calaveras”, evidente el por qué ;-D El cambio de temperatura es muy fuerte, de la zona sombría al sol de bajada. Cuando llegamos a las autos, es colocar pin pan pun y salir pitando ya que empieza a calentar mucho. 

Hoy dan mucho calor, máximas de 36 grados por aquí. Decidimos subir a comer a Urbasa, estamos más altos y el calor será más llevadero. De subida contactamos con el quesero y por fin podemos comprar unos quesos de la zona. Ñam ñam.

Vamos a una zona cercana al camping donde ya habíamos estado dando un paseo. Aparcamos en zona plana, alineamos furgos, sacamos los toldos y a comer. Por aquí, hoy atacamos con una ensalada rápida de garbanzos. 

Tenemos de vecinos a los burros y ponis que no paran de merodear. Sobre todo un burro que casi casi lo adoptamos de mascota. Me armo de valor y coraje y me subo a leer e intentar descansar en horizontal un rato. A los pocos minutos de estar tumbada y con un frescor muy relativo, oigo una furgo pitar. Escucho que es la furgoneta de los helados. Esta panda salen corriendo como loc@s. Digo que no quiero pero cuando llega Juank con su helado de mojito y mango soy yo la que salgo corriendo detrás del camión de los helados. Primero no te esperas una furgoneta vendiendo helados por estas alturas y segundo menos esa variedad tan exótica de sabores. Elijo mojito y sorbete de limón, alucino con lo fresquito que está y más por aquí a 37 grados.

Después de esto ni descanso ni na… nos dedicamos a auyentar burr@s y ponis. Son las 17 y pensamos en movernos hacia algún sitio. Pensamos en ir hacia otra zona de escalada pero no lo tenemos claro. La bajada es sencillamente espectacular, un puerto con unas horquillas increíbles de bajada. Para el que conduce la auto no es tan increíble pero aún así también disfruta el paisaje. Paramos en una gasolinera a repostar y pillar agua potable, decidimos ir a dormir a Pamplona. Hay un área en plena ciudad que no tiene malas criticas y así podemos visitar la ciudad y cenar por allí.

El Área en Pamplona es urbana al lado de un parque de bomberos. Está muy limpia, en frente de un gran parque y a unos 15 minutos del centro. Por la noche resulta algo ruidosa por el tráfico, pero suerte que los bomberos han estado muy tranquilos y sin salidas =)

Damos un paseo por la ciudad y por su casco antiguo. Cenamos en la calle Estafeta de pinchos en un par de locales, uno más sencillito y en el otro bastante bien. A la vuelta bajamos a ver a San Fermín y un poco más del recorrido de los encierros. Algun@s de los componentes del grupo son muy fans de los San Fermines. 

No he estado en otras ocasiones en Pamplona pero tengo la sensación de que está con muy poca gente y con un toque decadente por la cantidad de locales cerrados. A pesar de todo es una ciudad que me deja impresionada por lo bonita y cuidada.

Volvemos a las autos y a ZZZzzz.. el calor arrecia durante la noche, y entre eso, ruido y luz de las farolas descansamos regular.

21 de agosto 2020

Pamplona- Irún- Sunbilla

Despertamos a eso de las 8, la noche no ha sido de mucho descansar… me voy con Zuma a darla un paseo. Voy por el parque que tenemos en frente del área de autocaravanas. Es muy agradable, muy verde y muy tranquilo. Pamplona tiene un carril bici estupendo, muy señalizado. A estas horas está lleno de personas que se mueven a sus puestos de trabajo. Qué gozada tener un carril así tan asequible y sobre todo tan bien cuidado.  Damos un paseo circular muy agradable, llegamos incluso a un área de perr@s. Está saliendo un chico con su perr@ y aprovecho para entrar con Zuma y poder soltarla. A los pocos minutos viene otr@ perr@, Zuma no le recibe con besos y abrazos que se diga y decidimos mejor salirnos…

A la vuelta en la auto, Juank ya tiene muy avanzado el desayuno. Desayunamos, recogemos, tiramos y cogemos aguas.

Marchamos hacia Irún, hemos quedado con otra colega para comer por allí.  Llegamos pronto a Irún y nos da tiempo a dar un paseo con las perrunas por los alrededores del restaurante. El entorno es E S P E C T A C U L A R.

A eso de las 14 llega nuestra amiga y entramos tod@s a ir tomando una cerveza. Salimos a la terraza aunque el tiempo amenaza totalmente con tormenta. De hecho nos respeta la cerveza y al rato empieza a jarrear de lo lindo.

Nos sentamos dentro, es un sitio muy chulo con mesas bien grandes. Pedimos para compartir unas ensaladas y rabas. Y luego cada cual lo suyo, yo me apreto un plato de patatas fritas, huevos y pimientos fritos ummmmm De postre tarta de queso. Todo regado con sidra casera del lugar.

A eso de las 17:30 nos despedimos y seguimos camino hacia Navarra nuevamente. Vamos hacia Bertiz, cuando llegamos no está lloviendo. Lola quiere pintar con acuarelas y yo aprovecho para escribir un rato. Juank y Zuma se van a dar un paseo con el resto del equipo de la expedición. Al rato de irse empieza a llover a lo bestia, granizo incluido. Llamo para ver si están bien, y si lo están, se han resguardado y están pasando el chaparrón a cubierto.

Cuando vuelven, decidimos ir hacia el camping de Sunbilla. Aunque aquí hay más autos y hemos leído que no multan nosotr@s no estamos demasiado bien aparcad@s. No nos la queremos jugar. 

Sunbilla está a unos 11 kilómetros, la entrada al parking es una rampa importante que la subimos sin problema ya que no nos cruzamos con nadie. Nuestr@s amig@s que van con una furgo más pequeña nos van abriendo paso 😉

El Camping de Sunbilla es pequeño pero bastante cómodo. Aparcamos cerca de la puerta para no maniobrar nada. Sigue lloviendo… hoy cenamos cada mochuel@ en su auto.

Por aquí, la cena es muy ligera. Aprovecho para probar la sopa que hemos traído de shitake, resulta que no nos gusta nada de nada… con no volverla a comprar solucionado.

Lola se duerme y nosotros aprovechamos para empezar a ver peli, bueno 15 minutitos. ZZZzzzz

22 de agosto 2020

Sunbilla

Dormimos mejor que en Pamplona, más fresquit@s… Nos levantamos a eso de las 8. Juank se va a poner la lavadora y luego saca a Zuma. Yo me quedo organizando el desayuno, queremos hacer ruta en bici y salir a eso de las 10:30-11.  Desayunamos tostadas con huevos y aguacate. Café y fruta ñam ñam. Lola remolonea un poco más en la auto. Entre medias Juank va a poner la secadora.  Cuando terminamos de desayunar la ropa ya está seca. Para ser secadora de camping la ropa sale bastante seca y lo que no, hacemos tenderete dentro de la auto.

A eso de las 11 ya tenemos todo listo para la excursión en bici. Queremos ir hasta Bertiz, visitar el jardín y comer por allí de picnic. Son unos 9-10 km. Empezamos la ruta y en el primer pueblo que pasamos Doneztebe Santesteban nos equivocamos de camino… Acabamos llegando a una subida y una súper bajada hasta Donamaría. Allí nos damos cuenta que nos hemos liado, paramos frente a un pequeño hostal y restaurante. Los chicos empiezan a hacer un invento con las cámaras de las ruedas que llevamos de respuesto. La pendiente de vuelta es muy pronunciada y subir con l@s peques puede ser una ardua aventura. El invento es para remorcarl@s. Mientras que están liados mi amiga se da cuenta que el restaurante tiene una referencia Michelin. Y allá que vamos a bichear la carta, nos gusta mucho. Sale una chica de dentro súper maja, la preguntamos y reservamos para la noche ir a cenar, yuhuuuu.  ¡¡Qué equivocaciones tan buenas ocurren a veces oiga!!

Pues toca subir y volver hacia Gaztelu, Legasa y de ahí a Bertiz. Cuando llegamos a Bertiz hemos hecho más de 18 kilómetros… El enrisque nos ha llevado al doble de kilometraje, lo bueno es que las cervezas apetecen más. Los chicos van a comprar bebidas frías, nosotras buscamos donde extender el mantel para comer.

Es sábado y por aquí anda todo el mundo con ganas de comer en el campo y todas las mesas están cogidas. Encontramos un banco súper sombrío en frente del parque con tirolinas. L@s peques entretenid@s y nosotr@s también. Picoteamos (quesos, fajitas, tomate, sardinillas, jamón…) a gusto de paladares vegetarianos y no.

Cuando terminamos queremos ir a ver el jardín. Resulta que no abren hasta las 16, la chica de la taquilla es de lo más maja. Nos vamos a dar un paseo en bici por los alrededores para hacer tiempo, ya estamos cansad@s y pensamos que ya vendremos a ver los jardines en otro momento.  Volvemos hacia el camping, ahora sí son 9 km con unos desniveles muy muy llevaderos. Nada que ver con la pechada que nos hemos dado esta mañana. 

Llegamos a eso de las 17. Recogemos las bicis, la ropa, sacamos a Zuma, merendamos y hasta jugamos al pin pon.   Nos duchamos y a eso de las 20 nos vamos hacia el restaurante. Tenemos una reserva a las 20:30. Llegamos en 15 -20 minutos.

Entramos y nos tomamos unas cerves en el jardín. La terraza es preciosa, huerto, río… una maravilla. Las mujeres que llevan el restaurante DonaMariako Beata son simplemente y llanamente “remajas “Entramos a la terraza para empezar a cenar. La carta es estupenda, yo me voy hacia una “ tostada de queso freso , tartar de tomate del huerto y ensalada/Crepes rellenos con langostinos, puerros y crema de cebolla caramelizada/Gofre casero con helado y chocolate caliente” . Elegimos un vino que también resulta ser una delicia. Todo lo que pedimos está buenísimo. 100% recomendable.    Cuando pagamos también aprovechamos para comprar huevos que venden allí mismo.

Salimos como cenicienta corriendo porque el camping nos cierra a las 23 ;-D

Llegamos por los pelos.  A dormir según llegamos ZZZzzz

23 de agosto 2020

Sunbilla- Ramales de la Victoria

Soy la primera en levantarme y me llevo a Zuma a dar un paseo y ver si la puedo soltar. Cuando estamos volviendo nos encontramos con mi amiga y su perruna. Nos unimos otra vez al paseo.

Volvemos a desayuno puesto. Hoy montamos las mesas fuera y desayunamos en la calle. Fruta, café, tostadas con tomate rallado, huevo y pipas.

Acabamos de desayunar, recoger, coger y vaciar aguas. En este camping el tema de vaciado esta fuera del mismo y coger agua te la da el paisano desde el garaje con una manguera.

Dejamos las autos bien aparcadas y volvemos a coger las bicis. Esta vez dirección a Irún, es muy tendido hacia abajo. El camino es muy bonito. Paramos a ver un puente colgante entre medias. Llegamos hasta Berriazun y desde ahí nos damos la vuelta. Llevamos ya 12 kilómetros y no queremos hacer más, hoy no están los cuerpos tan frescos. 

Paramos para hacer un picnic al lado del puente colgante a 5 km de Sunbilla. Volvemos muy tranquilamente, nosotras nos quedamos con l@s peques tomando unas infus y helados. Mientras los chicos se ofrecen para subir el cuestón del camping y traer las autos.

Salimos a eso de las 17 hacia Ramales de la Victoria, estamos como a una hora y media. El camino es muy bonito por la carretera de la costa. Llegamos a la zona de escalada a eso de las 19. El sitio es muy estrecho para aparcar. Pero somos gente de suerte y en seguida se quedan unos huecos libres y podemos poner el huevo. Damos un paseíllo y empezamos a preparar la cena.

Por fin, hago el pesto con los tomates secos que tengo en remojo desde hace un par de días. Unas hamburguesas de judias pintas, champis y queso feta. Hacemos un plato combinado con calabacín, hamburguesas, tomate y pesto. Cenamos tod@s en un mirador súper chulo, se está fresco pero soportable. Cerves, vinos y choco ñam ñam.

Tod@s a recogerse, Lola se duerme pronto y nosotr@s terminamos de ver la peli de Julie & Julia. Me encanta!! Como se puede ver no nos dejamos los ojos con lo visual… 10 días para ver una peli ;-P

Después a ZZZzzz

24 de agosto 2020

Ramales de la Victoria

Juank se levanta a las 7 para ir a escalar, nosotras nos quedamos en la cama tan ricamente. Me levanto a las 8:30, saco un poco a Zuma y el paisaje es maravilloso. Lola se levanta un poco más tarde.   Tenemos un plátano muy maduro que se nos quedó olvidado en una mochila. Lo miro, el me mira y decido incorporarlo en unos pancakes. Lola tan contenta.  Desayunamos fruta, pancakes, granola, yogur y café. 

Jugamos a varios juegos de mesa, Lola dibuja y yo aprovecho para pasar por el salón de belleza y descargar algunos pelos de mis piernas ;-P A eso de las 11 nos vamos a buscar a los chicos que andan escalando a 5 minutos de la auto. Escalo una vía y enseguida empieza a dar el sol. Juank la desmonta ya con pleno soletón.

Cuando volvemos a las autos pega el sol de lo lindo, preparamos un picnic rápido, manta y nos vamos a un prado cercano a comer. 

Tenemos una pared justo en frente donde podemos observar buitres, aguilas y demás aves en pleno apogeo.

Acabamos de comer, a mí me da la bajona y me voy a la auto a leer y descansar un rato. Me arriesgo y gano, la auto no está tan caliente por dentro. Abro las ventanas para tener corriente y consigo leer tan ricamente. Al rato vienen mis chiquis y se unen conmigo en posición horizontal. El descanso no es el mismo pero la compañía lo compensa.

A las 17:30 nos empezamos a mover, queremos hacer una vía ferrata que hay al lado. Al parecer es muy asequible para hacerla con niñ@s. 

Empezamos a eso de las 18, hace calor pero se lleva bien. Es nuestra primera vía ferrata y la disfrutamos mucho, aunque en algunos momentos pasamos algo de tensión. Hay que subir unas escaleras muy largas con todo el sol a la espalda. Cuando llegamos arriba decimos “Ya?”. La bajada se nos hace más larga y más dura, acabamos bajando por una pedrera donde vamos al filo del culetazo.
Ya abajo nos apretamos una cerveza por lo bien que lo hemos hecho y porque tenemos mucho vicio ;-D. Me voy a pasear a Zuma y soltarla al prado que hay cercano. Aprovecho para hacer alguna llamada de teléfono.  Preparo una salsa de champis con queso feta para acompañar una pasta de arroz, unas espirales riquísimas que compré en La Despensa de Cercedilla. Nos duchamos tod@s y salimos a cenar al mirador, hoy hace menos frequete. Cena, vino y choco. Nuestro planazo nocturno. Cada mochuel@ a su auto, Lola se duerme pronto y nosotr@s nos quedamos viendo peli. ZZZzzz…. 

25 de agosto 2020

Ramales de la Victoria- Comillas

Juank hoy madruga más y a las 7 ya están escalando. Nosotras seguimos pegadas al edredón.  Me levanto a eso de las  8:30, saco a Zuma. Hace una rasca considerable, me sorprende que hoy den tanta temperatura. Dejo a Zuma comiendo y la digo que me avise cuando termine que estoy en manga corta 😛

Preparo el desayuno: fruta, granola y yogur. Lola se levanta y tranquilamente compartimos las viandas.  Hoy tengo que hacer cosillas en internet y Lola se pone a jugar. Recogemos y vamos a buscar a los chicos a las vías. 

A la vuelta ya en la auto, recogemos lo poco que nos queda y a las 12 estamos saliendo.  Paramos en Ramales de la Victoria, Juank quiere comprar la guía de escalada. Seguimos camino y paramos más adelante a hacer la compra de rigor de las anchoas. Ya con las anchoas a bordo seguimos camino. Ponemos en el navegador Comillas, tenemos una hora y media por delante. Llamamos a la finca de arándanos, nos la han recomendado pero nos llaman para decirnos que se ha terminado la temporada… una pena pero me resultan muy majetes. Disfrutamos de la carretera hasta Comillas, hace una mañana estupenda. Llegamos al Camping BEACH a eso de las 15. Han sido muy enrollad@s y nos han reservado las parcelas, les dijimos que íbamos con una auto grande.

El camping de inicio parece incomodo ya que lo atraviesa una carretera muy concurrida. Pero enseguida cambio de opinión. La zona por donde atraviesa la carretera esta siempre cerrada con una puerta grande. La parcela que nos dan está a escasos 20 m de las escaleras de bajada a la playa. Las vistas desde la parcela son al mar y se escucha más el rumor del mar que de la carretera. Tenemos los baños, duchas y el lavadero también muy cerca. Así como el vaciado de aguas y la manguera para coger. 

Entre que nos colocamos y demás, terminamos comiendo a las 16. Ensalada de garbanzos rica y rápida.  Siesteamos y leemos. A las 18 alquilamos el bodyboard y bajamos a la playa. Para mí hoy no hace muy de baño… por la tarde me da más pereza. Aprovecho y me pongo un rato a escribir.  Pasamos la tarde hasta las 20 que nos vamos subiendo a devolver las tablas y ducharnos. En este viaje nos hemos dado cuenta que Zuma dentro de la auto se queda mucho más tranquila.  Está algo incomodo para pasear a la perreta pero aprovechamos los aparcamientos cercanos que básicamente son prados muy grandes.

Hoy para cenar preparamos crepes socca, huevos plancha, ensalada, aguacate, tomate y pesto. Cerves, vino y choco. Hoy cenamos con música que se acaba convirtiendo en una discoteca. “DJ Fati” L@s peques son mi fans number 1.

A las 23 silencio y cada uno a su auto a ZZZzzz…

26 de agosto 2020

Comillas

Me levanto a las 7:40, he quedado para correr por la playa a las 8.  Bajamos a la playa, está bastante solitaria. Mucho más que cuando bajamos en San Vicente de la Barquera. Directamente dejamos las zapas al lado de las escaleras y empezamos a correr descalzas. Las perrunas disfrutan de lo lindo corriendo por la arena. A Zuma se la ve feliz.  Vemos unas campers durmiendo en un prado con las camas abiertas al mar, qué recuerdos. Vemos unos pájaros muy graciosos corriendo por la orilla del mar. Hacemos ida y vuelta a la playa corriendo y descalzas.  Antes de subirnos nos damos un baño, Zuma se queda vigilando la ropa. Está super atenta al ver que me meto en el agua.. no me quita ojo. El agua está espectacular y el baño me sabe a gloria. Cuando Zuma me ve salir se pone a saltar en ángulo de 105 grados ¡me parto!  Gustazo estos baños sin pensarlos y en ropa interior… ups! Subimos descalzas y en paños menores a las autos ;-P.

Lo bueno de este camping es que está tan pegado a la playa que ni la mascarilla es necesaria para el trayecto. ¡Lujazo! Pongo la comida a Zuma y me voy a dar una ducha para quitarme la arena. A la vuelta ya están l@s churris levantad@s. Juank y Lola se van a alquilar el bodyboard, por aquí solo hay un sitio para alquilar y es caro y la atención nefasta. Vuelven con bodyboard pero muy mosquead@s por el trato recibido. Es triste pero hay personajes así de bordes atendiendo al personal.  Mientras voy preparando el desayuno, melón, tostadas, aguacate, huevos y pesto. Ñam ñam… Son las 10:30 y decidimos ir a ver Comillas y a comprar algunas cosillas que necesitamos, pensamos que mejor por la mañana.

A la que salimos reservamos una mesa para comer en el restaurante del camping “ El café Beach” a las 14:45A la que entrábamos el otro día asomamos el hoziquillo y nos pareció que tenía muy buena pinta. La carta tiene opciones vegetarianas y platos de lo más tentadores.

Llegar a Comillas nos lleva unos 20-25 min entre paradas y demás. Salvo medio kilometro todo por acera y carril bici. Ese medio kilometro restante es por carretera pero no con un tráfico de mucha velocidad. Es un sube y baja muy llevadero. El camino es muy bonito, el paisaje es espectacular. Vemos varias personas cámara en mano fotografiando aves.

Una vez en Comillas hacemos ruta de compras: 1º Sobaos Machu en la panadería 2º Pan en otra panadería donde vemos que tienen unas hogazas con pintaza. 3º Fruteria 4º Tienda para comprar unas pulseras al sector infantil 5ª Mercadillo de una tienda de decoración (esta no estaba en los planes 😉 ) 6º Sacar money money en el cajero. 

Comillas tiene unas calles muy bonitas y muchos rincones para visitar. Hoy sólo nos dedicaremos al paseo callejil en bici, hay mucha gente y nos empezamos a agobiar. L@s peques están deseos@s de darle caña a sus bodyboad.

Volvemos al camping, esta vez vamos más salerosos, hace calor y cuanto antes pues mejor oiga!

¡Tod@s a la playa! Bajo un poquito más tarde porque me quedo dándole un paseíllo a Zuma.

Para no tener que estar pendiente de la mochila bajo sin na de na, es decir, sin móvil, ipad, cámara de fotos… Hace una temperatura estupenda para baño, y aunque de inicio te de un pelín de pereza el tema agua, una vez que entras la temperatura es maravillosa. 

Le doy un par de viajes al bodyboard, y en uno de ellos me entra agua por todos los orificios de mi cuerpo ¡jar!

A las 14:20 nos vamos subiendo para darnos una ducha e ir al restaurante. 

El restaurante tiene una terraza dentro súper agradable, con una decoración muy bonita (azules, madera, cuadros con frases molonas), servilletas de papel reciclado y lo mejor para Lola, en el hilo musical tienen puesta la música que últimamente escucha sin fin ;-D.

Pedimos unas cerves de la zona “El pájaro Amarillo”, yo elijo la más suave y el resto de personal una pale. Las traen al punto de congelación y OMG como están las cerves… La primera entra sola.

Para comer de entrantes unas rabas y una ensalada con wakame, hongos y sésamo. Algun@s piden hamburguesas, otros tataki de atún y yo una hamburguesa vegetal con setas y huevo frito.

Está todo E S P E C T A C U L A R, disfrutamos de las cerves y de la comida que es un gusto. Aunque  a nosotr@s con poco nos tocan las palmas y nos ponemos a bailar… Pero el sitio es un placer.

Los postres también son muy ricos, por aquí piden brownie, tarta de queso y mousse de queso con arándanos.

Salimos rodando hacia las autos a echarnos la siesta, no digo más…

A las 18 se bajan todos otra vez a la playa. Me quedo sacando a Zuma y escribiendo un rato. A eso de las 19:30 bajo a buscarles. La tarde está muy nublada y la temperatura ya no me invita a bañarme.

A la que subimos me voy con Zuma a darla un buen paseo por los alrededores, aunque no puedo soltarla que corra al menos estiramos piernas.

Ya de vuelta andamos tod@s con pocas ganas de cenar, algun@s o siguen haciendo la digestión o su estomago dice “ stop stop”. 

Preparo a Lola una granola con yogur y lo que sobra me lo echo en un bol, lo compartimos Juank y yo.

L@s peques nos hacen un espectáculo y me eligen de DJ (¡Juas!). Aunque hoy no están los cuerpos de bailoteo, hacemos de tripas corazón por la ilusión que tienen l@s chiquis.

A las 22:00 cerramos la disco y cada cual a su auto. Mañana se marchan nuestr@s amigos y quieren madrugar. Por la auto, empezamos a ver los tres la peli de “Canta”. 

A las 23 nos acostamos, queremos madrugar también al día siguiente para sacar a Zuma a la playa.

Lectura en horizontal y ZZZzzz….

27 de agosto 2020

Comillas

Suena el despertador a las 7:45, hemos dormido bastante bien pero cuesta moverse. Aún así, conseguimos salir de la cama, sabemos que merecerá la pena.  Nuestr@s amig@s están acabando de desayunar contemplando el maravilloso amanecer que regalan hoy por aquí.  Ell@s se van a las 8 y nosotr@s también dirección a la playa.

La playa está prácticamente solitaria, sólo unas cuantas personas estamos por aquí. Soltamos a Zuma y es un placer verla correr y como disfruta. Nosotr@s también vamos disfrutando del amanecer, el frescor y la soledad. Vamos a buscar piedras redondas donde las había visto la mañana anterior. Cogemos un par de ellas muy redondas y bonitas. Tengo el gusto de buscar y coleccionar estas piedras esféricas desde hace años, busco la bola piedra perfecta ;-D
Andamos ya con hambre, llegamos a la auto a eso de las 9:15 con ganas de desayunar, ¡qué nos lo hemos ganado! Fruta, café, tostadas, huevo, tomate rallado y sobaos. Lola como de costumbre está reticente a probar los sobaos pero prueba uno y la encantan. Se apreta dos. Hoy la mañana está más nublada y más fresca. Nos quedamos remoloneando por la furgo, leyendo, viendo el mar y pintando piedras. Lola baja a la playa a por unas cuantas piedras planas que pintamos entre tod@s, cada un@ a su estilo.

A las 12:30 un rato de playeo sin nada encima para poder movernos libremente. Vuelvo a bajar la revista de la cuál en todas las vacaciones no he conseguido avanzar demasiado. Juego a las palas con Lola y consigo convencerla para poder ir l@s tres a dar un paseo por la orilla. La marea está súper alta, en algunas zonas pasar nos cubre por casi la tripa. Damos un buen paseo y a la vuelta aunque nublado y con apenas 22 grados, metemos estos cuerpos al mar. Juank nos abandona antes pero Lola y yo jugamos con las olas. Alguna ola casi casi nos quita hasta el bañata, ¡qué fuerza y qué risión!

Nos subimos a comer, hoy hacemos patatas fritas con huevo y pisto. Es un clásico de nuestras vacaciones en autoca, sacamos el hornillo fuera y a pelar y freír patatas. Como son ecológicas las hacemos con toda su piel, las cortan entre Lola y Juank. El momento parece más idílico escrito que en la realidad… pues resulta que tenemos una mesa de camping inestable como la mayoría de mesas de camping…Que el hornillo con una sartén friendo patatas, con una perra cerca y un niña que se mueve con movimientos nada parecidos al taichí es un estrés que flipas. Que además la niña está hambrienta y decidimos hacer las patatas en dos tandas. Entre tanda y tanda freímos los huevos y empezamos a comer, con lo cual tres personas comiendo + un hornillo con patatas friendo + no olvidemos la perra…

Antirelax lo llamaría yo, pero oye nos apretamos un buen plato combinado. Vamos dando un paseo para bajar la comida hasta la entrada del camping para tirar el vidrio. Descubrimos un puesto de pulseras, pendientes… Tiene cosas muy chulas, preguntamos si estará por la tarde para volver pues hemos salido con lo puesto. Nos dice que dependiendo de la meteo, ya que el tiempo está para llover. Leemos y descansamos un rato.

Por la tarde a eso de las 18:30 volvemos dando un paseo al puestecillo y pesco unos aretes preciosos. Damos un paseo a Zuma por los alrededores. Hoy si que la playa nos apetece bien poquito.  Jugamos varias partidas de Cluedo antes de cenar. Para cenar hamburguesas vegetales con calabacín y queso plancha, tomate, pepinillos en pan de centeno.

Nuestra intención es acabar de ver Canta y Lola está muy ilusionada pero… Dan mucha lluvia a partir de esta noche y queremos guardar el toldo. Resulta que las piquetas del toldo no salen allá las aspen, por lo que nos lleva un buen rato conseguir quitar el toldo. Son las 22:30 pasadas y Lola está tumbada en la cama, decidimos posponer la peli para otro día. Se lleva un berrinchazo pero está muy cansada con el madrugón mañanero y oye que hay veces que lo previsto no es lo realizable. Lola se duerme y nosotr@s aguantamos poco más.

Lectura y ZZZzzz….

28 de agosto 2020

Comillas- Aguilar de Campoo

Se ha pasado la noche lloviendo y mucho, en muchas ocasiones incluso era molesto pillar el sueño. Me levanto a sacar a Zuma, está todo empapado por lo que hoy Zuma y yo no pisamos la playa. No me apetece estar quitando arena de la auto… A la vuelta ya está casi listo el desayuno. Fruta, tostadas, tomate, huevos y café. Ñam ñam.

Tenemos unas entradas para ir a ver El Capricho de Gaudí a las 12:30, por lo que recogemos tranquilamente. No llueve y podremos dar un paseo sin agua. Aparcamos a las afueras de Comillas, unos 10-15 min andando hasta llegar al centro. Resulta que es viernes, hay mercadillo y hondonadas de gentes. Queremos comprar fruta y queso por lo que a la salida de la visita volveremos por aquí. Llegamos on time a la visita. ¡Aviso a navegantes! es posible por el mismo precio coger la visita guiada. Nosotr@s compramos anoche las entradas y ya no era posible conseguir tres entradas en los horarios que queríamos. Escuchamos alguna guía y se las oía súper entregadas y muy recomendables 😉 Sin guía la visita nos gusta y la casa es muy bonita. La fachada es impresionante. En menos de una hora estamos list@s. Volvemos ahora algo más despacio y aprovechando para fotografiar algún rincón que he visto cuando veníamos.

Vamos hacia el mercadillo, Lola ha visto un muñequito o algo así… por suerte no lo ve y salvamos  ese muñeco más en la auto. Buscamos un puesto donde comprar algo de fruta y verdura, damos con un puesto donde son muy majetes y además muchos de los productos son de coseña propia y sin uso de químicos. Al mismo frutero le preguntamos por un buen puesto de quesos. Nos recomienda a Ramiro y hacia ya que vamos. Ramiro resulta ser un señor súper entregado a su trabajo, nos da una disertación de quesos que si no llega a ser por la mascarilla se hubiera visto nuestra boca rozando el suelo. Nos llevamos todos los quesos que nos recomienda.

Es hora de comer aunque ya nos hemos tomado el aperitivo en el puesto de quesos 😉 Vamos al restaurante El Carel, nos toca esperar una media hora. Nos lo han recomendado y realmente no defrauda nada. Comemos de raciones y lo disfrutamos mucho (Rabas, Croquetas de queso, Revuelto de hongos…) Vamos a buscar unas cerves de “El pájaro amarillo” y unos helados. Después de vuelta a la furgo.

Emprendemos camino hacia Aguilar de Campoo. Para el finde dan hostil en esta zona y en Palencia prácticamente no dan agua. Además nos pilla de camino para ir volviendo hacia casa. Tardamos una hora y media aprox, a eso de las 18 ya estamos por allí. Está hasta arriba de coches, furgos y autos. Aparcamos de chiripa. Damos un paseo con Zuma y a eso de las 20 empezamos con las pizzas.

Hemos estado escasos de gas y no nos habíamos atrevido a poner mucho el horno, por lo que le tenemos ganas a la pizza. Se lanza Lola y las hace prácticamente ella enteras. Yo aperitivo con cerve en mano y poco más. ¡Las pizzas están de requete muerte!

Después de cenar acabamos de ver la peli de “Canta”.

A eso de las 23 a la cama a leer y ZZZzzz…

29 de agosto 2020

Aguilar de Campoo

Nos levantamos a las 8:30, hace rasca que rasca. Tenemos hasta que poner la calefacción. Desayunamos con todo nuestro relax, contundentemente para atacar la jornada de escalada. ¡¡¡Pancakes con choco!!!

Preparamos los cachiperres, el picnic y nos vamos hacia las paredes. Elegimos las paredes de los IV, pensamos que será la zona más disfrutona para tod@s. Cuando llegamos ya hay gente en la pared pero nos vamos solapando para poder subirlas. Hacemos casi todas las vías algunas de ellas tienen unas salidas la mar de interesantes. En la sombra hace fresco y cuando sale el sol pica, por lo que estamos chaqueta arriba chaqueta abajo. Cuando estamos bajando a la pradera para comer empieza a chispear-llover, nos subimos a unos rocas que son el sector Balcón a refugiarnos para comer.

Cuando acabamos de comer no llueve por lo que nos volvemos a subir al mismo sector con la esperanza de que Lola quiere escalar algo pero nones.Hacemos un par de vías  y en alguna tenemos que parar por la lluvia.

A eso de los 16:30 nos bajamos hacia la auto.Nada más bajar pongo el agua para ducharme, al poco empieza a jarrear agua sin parar hasta casi las 19 o más.

Pasamos la tarde merendando, leyendo… de tranqui

Salimos a dar otro paseo con Zuma y a la vuelta nos preparamos una pasta con una salsa de setas shiitakes. Compramos las setas el viernes en Comillas en un puesto del mercadillo, las sofreímos con cebolla y ajo, requesón, leche vegetal y … chan tata chan  una crema de morirte de rica.

Vemos peli los tres en nuestro cine de la cama delantera de la auto.

A las 23 a la cama, lectura y ZZZzzz…

30 de agosto 2020

Aguilar de Campoo- Moralzarzal 

Despertamos a eso de las 8:15 y sin prisa pero sin pausa vamos preparando el desayuno. Desayunamos con ganas ya que queremos llegar a casa a comer del tirón, y no sabemos como estará el camino de vuelta. A eso de las 10:20 estamos con todo recogido y dirección a nuestro hogar. Se nos da fenomenal, no pillamos nada nada de tráfico y antes de las 14 estamos entrando por casa. Aguilar de Campoo, buen destino y asequible para ir de fin de semana

Geniales vacaciones y genial volver a casa =D