Sobre mí…

Soy Fati, vivo en un pueblo de la Sierra de Madrid junto a mi pareja Juanki, nuestra hija Lola y mis bich@s Zuma y Bienvenido. Mi familia es mi todo y viajar es mi vela, mi ilusión. Viajamos mucho y muy variado, sobre todo en nuestra cajita de felicidad, nuestra autocaravana, donde vivimos momentos de verdadero relax. Lo más preciado para mí es el tiempo que paso con mi familia. Me declaro “slowlife” adicta.

Soy una superviviente, en octubre de 2013 me diagnosticaron un cáncer de mama, vi mi vida pasar en 5 días, mi hija tenía 2 años recién cumplidos y yo quería seguir a su lado. Me operaron dos veces y ¡¡a seguir viviendo!!

Correr me entusiasma y lo siento como una necesidad. Corro desde pequeña, sin pretensiones, a mi ritmo, por sensaciones, es mi forma de darle aire fresco a mi cabeza. También me gusta escalar, el yoga, el esquí de fondo y travesía, patinar, pasear por la montaña…vamos… me chifla moverme.

Me encanta la fotografía y todo lo que se puede transmitir a través de una imagen. Puedo pasar horas viendo fotografías bellas. Colecciono cuadernos y agendas, escribo desde siempre. Comunicarme con la escritura, expresar mis sentimientos o simplemente contar historias, me da mucha paz.

La alimentación es mi gran aliada, pero se hizo más consciente después de pasar por “mi noche oscura” (cáncer de mama). Amo cocinar y disfruto elaborando todo aquello que comemos, sentir que me alimento sano es una sensación terapéutica para mí. Llevo sumergiéndome en el vegetarianismo desde 2006. Tengo una gran biblioteca de libros y cuadernos de cocina. Los más preciados … los que eran de mi madre, una gran e innovadora cocinera.

Soy una lectora voraz y tengo “podcast adicción” ;-D. Me declaro espíritu incasable en busca de nuevos conocimientos que me ayuden a crecer por dentro.

Y sobre todo…. me gusta sentir que paso por la vida y no que la vida pasa por mí