¿No te pasa que llega el verano y el cuerpo no te da ni para cocinar?

A mi el calor me “aplaca” y me anula.

El año pasado viví un momento muy complicado en mi vida. Después de casi 12 años trabajando en una multinacional me despidieron en julio. Pasé unos meses durísimos, ansiedad, insomnio… me pilló desde finales de mayo hasta finales de agosto, que la historia se terminó y hubo que “resetearse”.

El verano pasado lo recuerdo como si fuera una hoja, simplemente me dejaba llevar. No tenía energía para nada, cocinaba lo justo para alimentar a mi hija pero yo básicamente me alimenté de salmorejo (¡Benditos tomates que socorridos son!)

Este año tengo energías renovadas, más salud y estoy en otro modo. Pero aún así, conozco lo complicado que es llevar el calor, el verano, niñ@s por casa, ese trastoque de horarios… en fin, todo se vuelve un “bendito caos” en junio y a principios de septiembre “por favor que termine estooo”… ;D

Este post es para darte unos Tips, ayudarte con el verano y que no te atropelle.

 

¡Venga! ¿Qué podemos hacer para llevar mejor el verano y no complicarnos NADA?

 

  • Llena más que nunca la nevera con fruta y verdura fresca de temporada. La naturaleza es sabia y es el momento de muchas y muy refrescantes para los calores. Hay opciones para todos los gustos. 

VERDURAS Y HORTALIZAS DE VERANO

 

Foto banco de imagenes Unsplash

  • Berenjenas
  • Tomates
  • Pepinos
  • Cebollas
  • Pimientos
  • Remolacha
  • Zanahoria
  • Lechuga
  • Patata
  • Judías verdes
  • Rabanitos
  • Acelga

Mil platos ricos en modo ensalada o semi templados se pueden hacer con esta gran variedad de verduras y hortalizas. Si te pasas por mi web te doy muchas ideas ;D

FRUTAS DE VERANO

Foto banco de imagen Unsplash

    • Ciruelas
    • Melocotón
    • Nectarina
    • Albaricoque
    • Sandia
    • Melón
    • Fresa
    • Frambuesa
    • Moras
    • Arándanos
    • Higos

La fruta de verano para mi gusto es la más atrayente de todas las estaciones. Fresca, llena de agua y súper refrescante. En verano no puedo vivir sin sandia en la nevera.

  • De las verduras y hortalizas que os pongo arriba hay 3 que nunca faltan en mi nevera. Tomates, calabacín y cebolla. Con este trio me pongo la capa de “superwoman” y me siento invencible ;D

Tomates en cantidad según las bocas que seais en tu familia. Un tomate en verano es un salva comidas o cenas. El tomate lo puedes comer tal cual de la nevera, triturado en gazpacho o salmorejo, para añadir en ensaladas con más cosas… es un perfecto comodín.

Foto banco de imágenes Unsplash

Igualmente con el calabacín, lo puedes comer crudo, a la plancha, al vapor, en modo lasaña, en modo rollitos… ¡Imaginación al poder!

Foto banco de imagen Unsplash

Y la cebolla pues para un gazpacho, una crema, encurtida, picadita…

Otro grande es el pepino pero sintiéndolo mucho no me gusta… sólo lo tomo en gazpacho y en formato rallado con una salsa de yogurt y hierbabuena. Bueno y en pepinillos.

  • Ten  siempre siempre al menos un litro de esas cremas veraniegas tan fresquitas (gazpachos, salmorejos, cremas de calabacín…) En mi caso el salmorejo es lo más socorrido, entre otras cosas porque es el que mejor se me da ;D. La crema de puerros y la de calabacín también la hacemos mucho por esta tribu. 

Una crema ya sea fria o caliente tanto en verano como en invierno te solucionan comidas y cenas. Son muy sencillas de hacer y ademas se hacen en un pis pas.

Si compras tus verduras y hortalizas ecológicas las podrás hacer y tomar con su piel por lo que nutricionalmente serán mucho más ricas. Si no es el caso, ten en cuenta siempre pelarlas para no tomar esa piel y todo lo que puedan llevar.

Foto banco de imagen Unsplash

  • Botes de legumbres listas para salvar una comida o cena. Cuando cuezo legumbre siempre lo hago en cantidad para poder congelar algún bote y tenerlo de salvavidas en algún momento. Además de botes congelados también súper recomendable los botes ecológicos listos para usar en la despensa. De esta forma haces una ensalada en un “flash”, un hummus, unas hamburguesas o todo aquello que se te ocurra.

 

  • Botes de maíz, pepinillos, guisantes o esas conservas que con un “clac” las abrimos y te montas una ensalada en un pis pas y sin sudar ;D. Botes de verduras y hortalizas  y si es posible en cristal mucho mejor. Estos botes también resuelven y complementan ensaladas. Incluso en si mismos también puede ser un plato completo. Algunas ideas: judías verdes, maíz, pimientos asados, guisantes, acelgas, espárragos…

Foto banco de imagen Unsplash

 

  • Quesos frescos, yogures…. Si los tomas, aunque sea en pequeña cantidad como por aquí, son muy socorridos. Un queso fresco puede ser un complemento proteico para una ligera ensalada. Para hacer una salsa rápida, para una tosta, para un desayuno. Igualmente el yogurt. En casa son principalmente de cabra e intentamos que no sea en mucha cantidad. A mi hija la vuelven loca pero hacemos todo lo posible para tomarlos en cantidades controladas.

Foto banco de imágenes Unsplash

 

  • Dos o tres pates listos para usar (hummus, pestos, salsas rápidas, quesos untables veganos (o no) )

Hummus de todo tipo y de todas las formas que se te ocurran, por la web te ofrezco esta y esta opción. Puedes añadir otros ingredientes sin miedo porque el hummus otra cosa no pero acepta de todo (remolacha, pimientos asados, tomates secos)

Los Pestos también es un tipo de paté que lo que le eches, raro es que le quede mal. Puedes combinar hoja verde al gusto (albahaca, perejil, calabacín…), frutos secos o semillas (piñones, pistachos, nueces, almendras, avellanas, cañamo, pipas de girasol…), queso u opción vegana con levadura nutricional… Son pura creatividad y dan infinitas opciones a mezclar.

Otros pates de a base de quesos, marineros (si tomas algo de pescado hay muchas opciones con sardinas o caballa), falsos quesos a base de anacardos… El ketchup de remolacha que tenéis por mi IG también es muy sencillo y pura polivalencia.

  • Frutas congeladas listas para hacer batidos, helados, smooties… Reconozco que no soy muy de batidos ni zumos, pero en verano de vez en cuando si me apetecen. Tener frutas congeladas dan la opción de tener rápidamente una buena base para smoothies o helados. Suelo tener plátano maduro congelado, sandia y frutos rojos variados. 

Foto banco de imagen Unsplash

 

Y ahora si tuviera que quedarme con 5 ingredientes para sobrevivir en verano, sin duda serian estos:

  1. Tomates
  2. Calabacines
  3. Sandia
  4. Plátano congelado
  5. Botes de legumbres

¿Y tú? ¿Con cuáles te quedarías? Soy todo orejas.

Gracias por pasarte por aquí =D

Y ya sabes… si te gusta cuenta por ahí y comparte ;D