16 de agosto de 2019

Tulamben-Nusa Penida

Me levanto super bien, no me ha dolido la tripa en toda la noche, genial!! Hasta me vengo arriba y hago un poco de yoga en la entrada. Nos vamos a desayunar antes de las 8, pan con mantequilla y un par de cafés. Tranquilamente terminamos de desayunar, Lola se sube antes. La mola ese puntito de independencia (aunque luego por la noche la tengamos en nuestra cama a ella y sus miedos) Recogemos la habitación y a las 10 estamos rumbo a Sanur a tomar el ferry hacia Nusa Penida.

El taxista es májete, Lola y Juank fueron a hablar con él el día que estuve encamada ;-). Estuvieron con su familia en su casa, tomando algo mientras él les contaba… Vamos que les dió “good vibe”. Hacemos un par de paradas (baños, reportaje, sacar $). Al principio va muy tranqui, sin mucha conversación pero muy correcto. Después empieza a hablar con el móvil por trabajo y no para de hacer adelantamientos con el móvil en mano y muy apretados. Son las 12 y seguimos en el coche, todavía queda un rato y nuestro ferry sale a la 13, el taxista se pone en modo rally y pasamos un mal rato que no mola nada. Nos dice y no sabemos si es verdad, que ha hablado con los del ferry que va con retraso para salir.

Ya en el puerto vamos a otro baño del horror…., sacamos los billetes y vemos como suben nuestras maletas a la cabeza para salvar el agua, en un rato nos tocará a nosotr@s… jejeje. Juank se encarga de Lola y yo de elefante.Al pasar el agua cubre muy por encima de las rodillas, me tengo que hacer un nudo a la falda, elefante en mano y para arriba. Ayudan a subir porque el barco se mueve y hay riesgo de acabar mojadita entera ;-). Las chanclas las hemos dejado abajo no te dejan subir con ellas al barco y eso que el suelo del barco da asquete… El trayecto dura unos 45 minutos, cuando llegamos a Nusa Penida al menos hay un cachito de muelle.

Los taxistas esperan en el mismo, se nos echan encima y no hemos recogido ni nuestras chanclas. Uno nos ofrece 300k y le ofrecemos 150k, acepta y para delante con él. Tiene un coche limpio y conduce como un loco, la tónica por aquí… Si pensábamos que las carreteras en Bali eran malas no habíamos visto estas de Nusa Penida. ¡¡OMG!!. No pasan dos coches ni por asomo, carreteras rotas, camiones, motos, coches pitando… un c a o s!! En 20 minutos estamos en el hotel, bueno lo que pensábamos que sería un hotel.

El hotel está en mitad del campo, unos bungalows muy bonitos pero en mitad de un poblado sin calles. No se puede decir ni que sea una pequeña aldea, son varias casas juntas…Hay muchos gallos y cerdos por todas partes. Puri Yalus Bungalow. La habitación no está mal, es un bungalow de madera y paja, cama grande y baño exterior. Colocamos todo rápido y con las mismas nos vamos a la playa que hay hambre. El camino a la playa me deja en shock… lleno de basura por todas partes, plástico y más plástico…un vertedero. Además de toda la fauna animal que no te esperas encontrar al lado de la playa. La playa resulta estar abarrotada de gente, los warung son de los que ni nos hubiéramos acercado en otro sitio con más oferta..

Nosotr@s comemos en el último warung de la playa, es el más tranquilo aunque está sucio como todos. Nos atiende una niña de la edad de Lola, “toma toque de realidad para tod@s”. Resulta que acabamos comiendo bastante bien. Sándwiches y pescado fresco acompañados de patatas fritas caseras. Según Juank el mejor pescado que ha comido en las vacaciones, el sándwich también bastante rico y muy bien presentado. La playa está hasta arriba de gente, habíamos leído que Crystal Bay estaba abarrotada pero impresiona en vivo y en directo.

Buscamos una zona de sombra, en un extremo de la playa hay una barca abandonada y da algo de sombra por lo que para allá vamos. Nos bañamos por partes, mientras que Juank y Lola se bañan me dedico a hacer fotos y a observar a mi alrededor. Veo un escena que me parte el alma, un padre le limpia el pañal al bebé en el riachuelo que baja a la playa y el pañal del tirón lo tira a los arbustos…. Juank y Lola salen flipados con el buceo, cuando me meto yo con Lola no me parece que sea para tanto. Salgo pronto porque cubre poco y me da miedo rozarme con los corales o que pueda pisar un erizo. En la playa se ve a muchísima gente con heridas de guerra por roces con los corales.

Son casi las 17:30 y el sol ya no pega fuerte, nos quedamos con las toallas en la orilla. Me siento abrumada por la suciedad y el poco cuidado de la gente. L@s perr@s campan libremente y los autóctonos de aquí escupen sin ni siquiera mirar. Nos vamos antes de ver el atardecer y sigo flipando con como está todo, no hay ninguna gestión de residuos, bueno sí… quemarlo.. ya nos daremos cuenta más adelante. Esta gente no tienen una mentalidad tan evolucionaba respecto al plástico y demás gestión de residuos. La educación es escasa y en algunos casos inexistentes. Su día a día es subsistir y nosotr@s somos turistas. El taxista que nos trajo nos comentó que llegaban al día 2000 turistas.

Ya en la habitación nos duchamos, Lola se ve unos dibujos y nosotr@s hacemos un rato lo que buenamente queremos hasta la hora de cenar. Ya hemos ido antes de que se hiciera de noche a investigar y hemos visto que había dos o tres sitios. Elegimos el último warung, yo no tengo mucha hambre todavía. Juank pollo rebozado con patatas, Lola pasta carbonara y para mí fruta. La comida resulta que no es la bomba… el próximo día probaremos alguno de los otros. Hemos hablado con la gente de los bungalows y hemos contratado con ell@s una excursión de buceo. Nos va a tocar madrugar, tenemos que estar en la playa a las 7.

Leemos un rato y caemos redondos. Hoy el día ha sido largo… aunque estos cuerpos están la mar de descansados por aquí ;-D

PD: Esperemos que mañana el agua no esté muy fresca, aunque tiene toda la pinta…aaggg…

17 de agosto de 2019

Nusa Penida

A las 6:30 suena el despertador para hacer snorkel, el desayuno resulta ser de lo más triste.. (para que te fíes de las reseñas de internet…juas!) Hemos pedido tod@s pancake, fruta y café. Muy escaso.. lo engullimos y para la playa. Como vamos algo ajustad@s de tiempo, los chavales de los bungalows se ofrecen a acercarnos con las motos. Lola se planta en que no, Juank sube y nosotras vamos corriendo.

Cogemos las aletas y a las 7:20 estamos en la barca. Una barca para l@s tres solit@s.

1º punto, Mantas Rayas. No hay apenas barcos, uno o dos más. El chico de la barca sabe perfectamente donde llevarnos. El agua está h e l a d a y nada más bajar una enorme Manta Raya viene hacia nosotr@s. Yo me hago “caquita encima”, les digo a mis chiquis que yo me las piro al barco, yendo hacia la barca me encuentro con una medusita y casi entro en pánico jajaja… Claro está que el entorno marino no es el mío ;-). Lola me sigue…. Me da pena influenciar con mis miedos a Lola, pero… los miedos son libres y no puedo evitar tenerlos.

2º punto. Una vez que Juank vuelve de perseguir a las Mantas Rayas, que es lo que ha hecho literal, nos cambiamos de licra ya que hace bastante rasca. Vamos hacia una zona de corales y peces muy variados. Hay corrientes y el agua está menos fría, algo que se agradece. Lola y yo nos subimos antes, Juank sigue haciendo fotos bajo el agua. Cambio de licras nuevamente y cambio de zona.

3º punto. Esta nueva zona está muy cerca, nosotras seguimos heladas y no nos apetece demasiado volver a lanzarnos al agua. Juank se tira sin pensarlo. Es una zona de corales, tiene suerte y se encuentra con una tortuga. Cuando se aburre de perseguirla sube tan contento y con las mismas y su ilusión nos vamos a la última zona.

4º punto. Cristal Bay. No son ni las 9 y ya nos están despachando, nos dijeron que la excursión duraría hasta casi las 11. Primero baja Juank mientras que yo me vuelvo a poner la licra, que no es tarea fácil jajaja.. Por la zona que me meto al agua se ve más vida que el día anterior con Lola cerca de la orilla, muy bonitos los pececillos.

Pues aquí estamos, en la orilla a las 9 de la mañana. Pensábamos llenar una parte del día con la excursión y nos queda toooodooo el día por delante jaaarrrr….. Nos quedamos por la playa hasta las 10:30. Paseando, cogiendo conchas y jugando con la arena. El sol aunque es pronto pega de lo lindo y ya no tenemos sombra. Que pena ver la playa tan sucia. En otros playas de asía en las que hemos estado si que había gente encargada de limpiarla cada mañana..

Nos subimos al bungalow, nos duchamos y pasamos un rato leyendo, escribiendo, dibujando algun@s y a eso de las 12 nos vamos a comer que ya va haciendo hambre. Con los desayunos tan escasos y nada ricos pues comemos menos y la hora de comer pues llega antes 😉 Vamos al restaurante de unos bungalows vecinos, Juank y Lola pescado del día y yo me lanzo con un curry de verduras (ya hace días que no tomo comida asiática).

Ya en la habitación siesteamos un rato hasta las 15:30 (caigo redonda). Juank se pira a hacer unas fotos y yo me quedo bicheando recetas 😉 A las 17:30 bajamos a merendar a la playa, compramos unos platanos en el warung donde comimos ayer. Por aquí los plátanos son cuadrados y están muy ricos.

La puesta de sol es maravillosa, es curioso ver a mas gente intentando inmortalizar la puesta desde todos los puntos y posturas posibles que disfrutando de ella. Instagram nos invade…. Subimos por el camino de los monos que es más limpio y aunque están por ahí sueltos parece que lo único que hacen es asustarse de nosotr@s.

Nos duchamos y volvemos al mismo sitio que hemos ido a comer a cenar. Tampoco hay mucho más para elegir jejeje. Sándwiches para tod@s y una ensalada de zanahoria. Jugamos al sushigo mientras nos traen la comida, vamos aprendiendo que tardan bastante y nos traemos nuestros entretenimientos. A la vuelta Lola se duerme antes de las 21, el día ha sido largo con la sesión de snorkel, nosotr@s nos quedamos viendo terminar la serie de “La Casa de Papel” (3 capítulos del tirón… estaba muy emocionante oiga….)

A las 24 a dormir. Mañana toca excursión por la isla. A ver que tal la noche y si nos dejan dormir, entre las fiestas con música de las residencias vecinas, los gallos que no paran en toda la noche….¡¡vamos!! Que eso de que los galllos cantan al alba me río yo…..

18 de agosto de 2019

Nusa Penida

A las 7 abrimos el ojo tod@s. Entre los gallos y que nos acostamos pronto madrugamos sin esfuerzo. Hemos quedado a las 8:30 para la excursión por la isla. Desayunamos el triste desayuno, hoy hemos pedido huevos revueltos y vienen tan cual sin un triste trozo de pan. Vamos que nos quedamos tiritando….

El taxista resulta ser los taxistas, dos chicos muy muy jóvenes, llego a pensar que tienen el carnet de no hace demasiado. Se sientan los dos delante y a Juank le toca en la plaza del maletero, el coche es de los que llevan dos plazas atrás. Enseguida nos damos cuenta que van dos porque el conductor no sabe nada de inglés, aunque el traductor tampoco demasiado… en fin, busca vidas 🙂 Tardamos en llegar a los dos primeros puntos algo más de una hora. Las carreteras (por llamarlas de alguna manera) son caminos rotos llenos de baches de dos direcciones que dan mucho miedito. Del miedo que me da soy incapaz de mirar a otro lado que no sea la carretera o pseudo carretera, Lola quiere hacer juegos y la tengo que decir que no plis…

Las zonas habitadas que vamos pasando son más o menos como en la que estamos durmiendo, unas cuantas casas con sus templos. Warung por todos lados al igual que la basura :-(. En alguna parte de la carretera/camino el coche da en los bajos. A Lola se le acaba de caer el diente que llevaba días moviéndose en el taxi. Dando vueltas y pensando que donde estamos no hay muchos sitios de juguetes decide que mejor va a dejar el diente en otro sitio que aquí no confía que le pueda traer el ratoncito.

Por fin llegamos a los dos primeros puntos, menos mal que hemos desayunado ligero jajaja Angel Billabong y Broken Bridge Turistadas ambas dos pero muy bonito, sobre todo Broken Bridge, nos hacemos un montón de fotos y podemos ver desde lo alto a las Mantas Rayas nadando, sencillamente E S P E C T A C U L A R. Ángels Bilabong son unos acantilados donde rompe el mar y se hacen piscinas. Ahora estaba cerrada, pero antes debían dejar bañarse en la zona donde se hacían estas piscinas. Es muy bonito ver todo el perfil de la costa. Cuando hemos llegado había un par de coches mas, ahora que estamos volviendo empieza a llenarse y hay ondonadas de gente. En el parking esta casi lleno… por la carretera nos cruzamos con decenas de coches, y por estas carreteras! ¡OMG! Hay momentos de cruces muy apurados. Tal vez teníamos que haber madrugado mas.

El tercer punto está más cerca, KellingkingBeach. Aquí ya te “remueres” con la cantidad de gente. Este poblado está más preparado para el turista. Aprovechamos para ir al baño, son letrina y Lola entra con Juank, bien! 😉 Compramos unos plátanos y a Lola también un helado. En la zona que estamos no hay helados porque los warung no tienen luz. Ya con las necesidades vitales satisfechas nos vamos hacia el punto álgido de la zona. La bajada a la playa es por unas escaleras muy muy precipitadas y muy abruptas. Hay una barandilla precaria. La gente baja muy torpemente en chanclas y el terreno no es ni para chanclas ni para bajar si no es con seguridad. Juank se va a investigar y yo me quedo con Lola, me da mucho miedo bajar con ella y tener un altercado… El personal va como elefantes en una cacharreria por una triste foto, se paran en cualquier sitio o allá donde esté colocado el “escenario” para sacarte la foto más guay. Una tristeza esto la verdad….IG nos está volviendo loc@s.

El cuarto punto está a casi una hora más, Athun Beach. Las carreteras siguen siendo igual o peor, Lola se está mareando y Juank creo que también. Aviso al taxista para que vaya mas tranqui. Nos pide disculpas y afloja un poco. Desde donde nos deja el taxi a la playa hay un sube y baja importante, sobre todo un baja tremendo…Escaleras con una cuerda muy precipitada. Pero abajo nos espera una cala preciosa azul turquesa, por lo que merece sobre todo la vuelta que va a ser interesante subir lo bajado 😉 Quedamos con el taxista en 2 horas, nos damos un merecido baño por partes, el agua está bastante fresca. Antes del baño hemos hecho campamento en un warung y como ya conocemos los tiempos en esta zona pues hasta hemos pedido la comida. Nos da tiempo a bañarnos tod@s, a ver como colocan una vallas que están poniendo en la playa… hasta que nos traen la comida. Y además nos la van trayendo a goteo, primero me toca a mí, luego Juank y la pobre Lola la última… Antes de la excursión de subida vamos al baño, están quemando basural al lado y es irrespirable.. encima nos toca esperar.. el tipo encargado del baño te coge el dinero sin darte el cambio y luego se hace el “orejas”, por lo que tienes que ir detrás para que te de el dinero.

Subimos hasta el coche y vuelta a Crystal Bay. Lola se duerme de camino, voy agobiada por los baches y coches, ella va dando cabezazos de un lado a otro. Tardamos en volver 1h y 20 aprox. Ya en el bungalow decidimos bajar a la playa a darnos un baño y merendar. Aprovechamos para ver la puesta de sol que aquí es realmente bonita. Volvemos a la habitación por el camino de los monos, baños, Lola quiere ver dibujos y yo aprovecho para escribir un rato.

Después a cenar, nuestros planes aquí siguen siendo bastante básicos.. (ya echaremos de menos esto cuando estemos en la vorágine de la rutina ;-P) Hoy jugamos al UNO mientras esperamos la cena, que hoy nos toca esperar algo mas.. Lola pasta carbonara, Sándwich vegetal para mi y de atún para Juank.

A las 9 en la habitación y en un rato corto tod@s ZZZzzzz…… Hoy dormiremos tod@s como lechones.

19 de agosto de 2019

Nusa Penida

Tod@s despiert@s antes de las 7!! Hago un poco de yoga y nos salimos a esperar nuestro súper desayuno. Tenemos sorpresa en la puerta del bungalow, un inquilino canino se nos ha instalado en nuestro felpudo ;-D Desayunamos súper tranquis aunque las viandas no dan para deleitarte… pero es que nosotr@s en el desayuno nos deleitamos hasta con un vaso de agua y un palillo.

A las 9:30 ya estamos en las tumbonas, hoy nos vamos a atrincherar bajo una sombrilla y dos tumbonas. No queremos morir quemad@s como mucha gente parece por aquí.. Pasamos la mañana súper tranqui, leyendo, haciendo snorkel, escribiendo…. de RELAX A las 12:30 vamos al warung de la playa a comer algo. Lola y yo sándwiches (vegeta y atún) y Juank pescado con patatas que les chifla. Volvemos a las tumbonas y ya son las 14, nosotr@s en esta torrera no aguantamos y con las mismas nos subimos a la habitación a pasar la caloreta.

Nos damos una ducha para quitarnos arena y dejarnos caer en la cama. Juank se duerme y Lola y yo vemos la peli de los Minions. Nos tronchamos un rato de risa… mi pequeña ser ha salido a mí, con todas las tontadas se queda jajaja A eso de las 16:30 nos vamos otra vez rumbo a la playa, pero antes hacemos parada en el restaurante donde estamos cenando estos días. Necesitamos saber si aceptan tarjeta (nuestro hotel es tan tan rural que no)  ya que nos hemos dado cuenta que no nos llega ni para pagar el taxi de mañana… Siii!! Aceptan tarjetas, guay!! Además nos han confirmado que en el puerto hay cajeros y que podremos sacar al día siguiente.

Más tranquilos porque podremos cenar, bajamos nuevamente a la playa a seguir haciendo lo que buenamente nos apetezca. Juank se da unos baños para hacer snorkel, Lola y yo nos ponemos al día con nuestros respectivos diarios. Maravillosa puesta de sol donde un día más asistimos a la avidez humana por conseguir una foto que en cuestión de minutos están compartiendo en redes, ¡OMG! Qué tristeza me da…

Al bungalow que hoy toca hacer maletas, mañana volvemos a Bali. Al final me va a dar hasta pena irme con el shock que me llevé el primer día. Nos duchamos y organizamos las maletas. A eso de las 19:30 nos vamos a cenar donde nos admiten la tarjeta (+3%). Hoy tocar jugar al “Virus” mientras esperamos. Pescado con patatas para Lola, Sándwich para Juank y un curry vegetal para mí, aunque más bien es una sopa de verduras muy suave.

A las 21 ya estamos tod@s en la cama y Lola ZZZzzzz….. Como me gustaría poder llevar estos ritmos en casa, cenar pronto y madrugar porque tu cuerpo te pide levantarte sin ningún tipo de presión, sería una gozada.

20 de agosto de 2019

Nusa Penida-Kuta

A las 6:15 ya estoy con el ojo abierto. Aprovecho para leer y bichear…. A las 7 despierto a l@s chiquis. Desayunamos por alimentarnos 😉 y a las 7:45 ya estamos en el taxi hacia el puerto. Parada en un super a sacar dinero. Nos dice el taxista que los del puerto no funcionan. Se tienen montado el business y te dan la pasta con un 5% de recargo. Te pasan la tarjeta igualmente por el datafono pero te dan X – 5%. Ni nos hubiéramos dado cuenta que aquí podrías sacar dinero, es un supermarket de carretera muy muy humilde. Con nuestro dinero ya más tranquilos vamos hacia el puerto, algo de rally para no perder la costumbre. Pillamos atasco en el pueblo, el taxista tiene prisa para recoger a otros turistas y vamos si cabe más de rally, aunque esta conducción es la tónica general por aquí. Hay mucha vidilla en las callejuelas cercanas al aeropuerto con sus mercados de comestibles, cuanto me gustaría poder pegarme un paseo por aquí y hacer fotitos a tutti.

Llegamos con una hora de antelación y todavía nos toca esperar 1/2 h más de lo esperado. La sala del ferry es mejor que la de Sanur, sus asientos oxidados pero asientos. Bullicio, motos… Finalmente salimos a las 9:45, nuevamente nos hacen descalzarnos a la entrada del ferry, aggg.. El ferry va a lo que da supongo para compensar el retraso. Pilla olas y damos algunos saltos considerables, Juank y Lola se parten… yo no tanto.. (Lola está sacando ese puntito inconsciente de su padre jajaja, la ha pasado igual con el snorkel. Ve un pez enorme y en lugar de asustarse sale nadando corriendo tras el…)

El desembarco es total!! Descalzos y con las chanclas en la mano. Rocas y maletas al hombro para subir el espigón. ¡¡Toma ya!! Nos espera el taxista, a nosotr@s y a otra pareja. El tipo es muy majete y nos ayuda con las maletas. Nos parecía raro que en la reserva del taxi solo indicaban dos personas y nos damos cuenta de que es porque Lola no cuenta, es decir, que va encima de uno de nosotr@s. Es un taxi de 5 plazas y vamos 6. Entra todo, el taxista lleva en la radio del coche vídeos de los 90´. Gun´s and Roses, Aerosmith.. Pensamos que estaría cerca y al final el trayecto es casi de 1 hora. Nos ha salido genial pillar el ferry con el shuttle a nuestro hotel. Este taxista es muy majete y sin duda el más tranqui conducción de los que nos hemos encontrado hasta ahora.

El hotel tiene buena pinta, Bedrock Hotel Kuta, llegamos a las 12 y hasta las 14 no nos dan la habitación. Dejamos las maletas y nos vamos a dar un paseo. La playa esta a 5-10 min del hotel. Hace muuuucho calor, vemos por encima donde comer y nos dejamos caer en el que más gente tiente y cruzamos los dedos jejeje Lola atún con patatas, Juank gambas y yo me vuelvo a atrever von unos fideos fritos con huevo. ¡Qué tiene la vida sin un poco de emoción! El dueño es muy amable. Volvemos al hotel callejeando, hay mucha tienda con mucho de lo mismo y con personal muy insistente.

Ya en el hotel, nos dan una habitación que huele a noodles y que justo es la salida de la chimenea. Pedimos que nos la cambien y nos dan la misma en el piso de arriba que huele mejor y tiene menos ruido. Bajamos a darnos un baño, la pisci es pequeña y para mi entrar y salir rapidito 😉 Juank se pira a llevar la ropa a la lavandería y darse un masaje. Lola y yo nos quedamos viendo “Como entrenar a tu dragón 2”.

Cuando vuelve Juank nos vamos a eso de las 17 a investigar. Vamos por la calle principal que resulta ser de lo más bulliciosa, gente, gente… y tiendas, tiendas…con personal muy insistente. Vamos bicheando que poder comprar para el día siguiente salir a tiro. Hemos echado el ojo a una lampara.

Hoy nos pide el cuerpo pizza, es lo que tiene estar tres semanas fuera de casa y alimentándose de comida asiática y sin nada prácticamente verde y fresco. Elegimos un restaurante italiano bastante abarrotado y bullicioso todo sea dicho..

Llevamos aquí un día y ya empezamos a echar de menos la tranquilidad de Nusa Penida. Vaya cambio hemos pegado, centros comerciales a tutti, tiendas a tutti, gente a tutti,… incluso vemos un autobús donde va la gente bebiendo con la música a tope y dando pedales :-I

La noche resultará de lo más calurosa, encendemos un poco el aire para pillar el sueño.

21 de agosto de 2019

Kuta

A las 6:15 ya tengo el ojo abierto, me quedo bicheando hasta que se despiertan mis chiquis. Hoy ha venido el ratoncito Pérez Balinés. Lo primero mirar debajo de la almohada, la ha traído 100.000 DRD. Lola ya sabe en lo que se lo va a gastar 😉 Bajamos a desayunar y vemos el buffet, tiene buena pinta y aquí nos quedamos. Lola después de los días de Nusa Penida donde a desayunado de pena aquí ve el cielo abierto….Sushi, croissants, pancakes, cereales, zumo, papaya. Vamos a reventar. A mi la mezcla de sushi vegetal y papaya me parece un descubrimiento y repito. La papaya creo que es la mejor que hemos comido nunca. Me pongo fina filipina!!

Subimos a por las cosas y nos vamos dando un paseo hacia el centro de tortugas. Está algo retirado y hace mucho calor, no son ni las 10! Vamos bicheando, Lola quiere invertir su dinero del ratoncito y parece que tiene claro lo que quiere. Vemos otra lampara molona. Intentamos hacer el encargo del ratoncito de lo primero porque si no ya sabemos lo insistente que puede llegar a ser nuestra pequeña ser…. Spinner de calavera en mano ;-), vamos hacia la playa.

Aparentemente no hay demasiado, sólo un cartel indicando que la salida de las tortugas es a las 16:30.

Descansamos un rato en la playa y volvemos por el paseo marítimo. Hace un calor terrible, decidimos atajar por un centro comercial y así refrescarnos. Para entrar al centro comercial tenemos que pasar un control de seguridad donde nos revisan las mochilas. La persona de seguridad me pregunta de donde somos, le digo Madrid y me dice “Good good Madrid come in”. Pase vip ;-D Antes de subir pillamos la lampara grande, ocupa bastante pero estamos seguros de que puede ir en la maleta. Pillamos a Lola un sándwich en el Starbucks, ¡ay que ver que insistente es el tipo del Starbucks! (Por cierto dentro del Starbucks también tienen su pequeño altarcito) Compramos también agua y unos plátanos en el 7eleven.

Ya en el hotel nos damos un refresque en la pisci y tomamos unos smoothie que están de vicio. Lola come su sándwich y tod@s tan contentos. Juank se pira a darse un masaje y nosotras nos quedamos viendo una peli y pintándonos las uñas. Cuando vuelve Juank nos vamos dando un paseo hacia las tortugas.

Cuando llegamos hay un montón de gente esperando. Nos indica el proceso un tipo muy gracioso con altavoz en mano y subido a una valla. Hacemos la donación y nos dan la tortugita en una caja. Tod@s hacia la playa a soltarlas, nos han dicho como y solo tenemos que esperar instrucciones. Es un momento muy bonito ver a las tortuguitas intentar llegar a la orilla, las que se van atascando les ayudan el personal de la asociación. ¡¡Qué gran experiencia!!

Decidimos volver al hotel, son las 17:15 y es algo pronto para cenar. Vamos a comprar unos detallicos y la última lampara. Volvemos cargados de luz de este viaje ;-D Por el camino nos cruzamos con una linda ratita, la primera en todo el viaje… En el hotel Lola se pega un buen baño. Intentamos hacer el check in pero no nos deja por más que lo intentamos. Al final nos dicen que lo hagamos mañana en el aeropuerto.

Duchas, colocamos maletas (¡Nos cogen las lamparas, yuhuuuu!) y bajamos a cenar cerca del hotel ya que a Lola le duelen las piernas. Fish and chips para Lola, Tatay para Juank (lo hay por todas partes y todavía no lo había probado, son brochetas pequeñas de pollo) y para mí comida india demasiado picante. Lola se encuentra mejor y vamos a por su helado y sacar dinero para el taxi de mañana. ¡Vaya ambientado en el centro comercial! Música en directo aquí y en varios locales con los que nos cruzamos. Vuelta al hotel, Lola cae ZZZzzz… Con el lio del check in hoy se nos ha hecho mas tarde. Nosotr@s terminamos las maletas y también a la cama. Noche calurosa y de poco descansar…

PD. Lola sigue tosiendo… lleva así desde que salimos de Madrid 🙁

22 de agosto de 2019

Kuta-Singapur

A las 6 arriba, después de la noche de descansar poco….estábamos como cestos. Tardamos 5 min exactos en llegar al hotel en taxi (500m y no hemos oído ni un solo avión…) El hotel fué una gran elección, cerca del aeropuerto, cerca de la playa y cerca de un montón de restaurantes en la calle principal. Lo único las toallas y el baño que estaban reguleras.

Tremenda cola para facturar, nos toca separad@s 2 y 1. Pasamos dos controles de entrada con control de escáner incluido, también Lola que además la cachean :-Ó Estacazo desayuno, 30 eurazos al cambio, pagamos más que por ninguna otra comida que hemos hecho en Bali. En fin, es que no nos conformamos con un café y salir corriendo… 2 tanques de café, smoothie (espinacas, naranja y piña), plátano (35K=2.30eur aprox), muffins, donuts y tostada de aguacate!!

Vamos hacia la puerta y antes de llegar ya están llamando para embarcar. Nos lavamos los dientes rápido y para adentro del bus que nos lleva al avión. Echamos a suertes y me toca a mí viajar sola. Aprovecho para ponerme al día con mi diario 🙂 Llegamos on time a Singapur, mientras que vamos al baño y pasamos inmigración hoy es un pis pas (el otro día estuvimos más de una hora) nuestras maletas ya están en la cinta.

Como ya tenemos controlada toda la logística aeropuerto-hotel pues a las 13:30 ya estamos allí. Strand Hotel nuevamente, ya digo que relación calidad-precio-ubicación está genial. La de recepción es requeteborde no… lo siguiente!. Nos dan mejor habitación, las hemos dicho que no queremos la 6ª planta. Bajamos a tomar algo a FoodRepublic, para variar jeje. Fruta y sushi para tod@s, Lola se desenvuelve fenomenal pidiendo, cuando suena el avisador de que ya esta la comida allá que va corriendo (este sistema lo vimos por primera vez cuando hicimos la ruta 66 en una pizzería en Josemite, allá para el año 2009).

Vamos andando tranquilamente con toda la caloreta hacia little India. Entramos a un mercado que la vez anterior se nos había pasado por alto totalmente. Frutas, carnes, especias…. pero no vemos la cúrcuma a granel. La parte de arriba del mercado es de oficios, ferreterías, tiendas de segunda mano, mercerías y sobre todo tiendas de ropa con gente cosiendo. Es una pasada el colorido que hay, vamos jugando a ver que vestido elegimos. Cuando salimos de aquí vamos directos a comprar la cúrcuma donde la habíamos visto la otra vez aunque venga en bolsas de 250g (2,20 euros cada bolsa). Compramos 1,5 kg!! Genial!! Vamos a ver el peluche del que nos había estado hablando Lola en una juguetería que parece ¡viva el plástico!. Resulta ser uno de esos ruidosos que ladran.. muy muy feo…:-( y vale como 20 euros. En fin, si ni intención llevábamos de comprar nada cuando lo vemos nos reafirmamos en nuestra decisión jajaja.

Cogemos el metro. Sacamos algo de cash porque lo que nos queda sólo se puede pagar con cash (son puestos callejeros). Tomamos unos helados también de un puesto callejero, Lola de vainilla y nosotr@s de durian. Vamos a sentarnos y refrescarnos al Starbucks… sí es un centro logístico estupendo para retomar fuerzas en estos lugares. Yo ando un poco mareona con estos cambios. En Singapur hace muuuucho calor estos días, creo que más que la otra vez. Una vez entonados nos acercamos a comprar las piezas de cerámica que había visto la otra vez. El Sr. es májete, me hace un % y me regala un cuenquito. Me cuenta que solo compramos alemanes, franceses y españoles, que la gente local ni se fija en su puesto. ¡Yo me llevaría la tienda! Lola pesca con los 3 usd (la hemos hecho cambio de moneda de Indonesia a Singapur ;-P) que la quedan de su ratoncito una araña que la dura 3,2,1 y 0. Compramos los kimonos y nos aprovisionamos de agua, un par de botellas, aquí vale un tercio que en el 7eleven.

Con las mismas nos vamos al hotel a descansar que ya hay ganas, que paliza llevamos hoy, oiga! Adivina dónde bajamos a cenar? ;-D FoodRepublic muy friend…. Lola y Juank una sartén de arroz con salmón, se trata de una sartén a 200 grados donde echan el pescado en crudo y se hace en el plato. Y para mí un bowl de noodles con verduras que no está nada mal, ya le he pillado el hilo y se puede pedir secos, en sopa ó intermedios. Ya en la habitación empezamos a ver una peli (no nos da para más…) y a ZZZzzz….. Hoy dormiremos como cestos, después de la tralla de día que llevamos. Aunque a mí me sorprende que madrugando como madrugo luego me cueste dormirme.

23 de agosto de 2019

Singapur

Me despierto a las 6:55 y a las 7 estamos tod@s de píe. Bajamos a desayunar a las 7:25 y el FoodRepublic está todavía cerrado. Esto si que es insólito en nosotr@s 😉 A punto de ir a otro sitio abren y podemos entrar. Hoy la gente del “Toast Box” nos resultan especialmente bordes, ya no estamos con la emoción de la llegada y se nota… Fruta, café y tostadas de mantequilla y cacahuete para tod@s. Solo comemos pan de molde muy malo y a mí me empieza a saturar.

Subimos a recoger las cosas y a las 9:30 ya estamos en Sentosa a la entrada del “UNIVERSAL STUDIOS” Abren a las 9:50 y la gente entra como en las rebajas y a lo ¡Loco!…¡OMG! Nosotr@s aturdid@s por tanta locura somos l@s unic@s occidentales madrugadores.

La verdad es que está súper chulo, los escenarios son una auténtica pasada. Recrean calles de barrios de Nueva York. Empezamos por Transformer, esperamos más de 30 minutos y la atracción es muy chula. No sabemos si Lola saldrá muy agobiada…pues sale ¡FLIPADA! De aquí vamos a Cyclon pone espera de 5 minutos. Dejamos las mochilas en las taquillas, son gratis hasta 45 min. Los 5 min de la atracción resulta ser 1h. La montaña rusa es una auténtica pasada, hacía años que no subía a una y me encanta la sensación. Es muy muy cañera, Lola sale en shock de emoción absoluta y Juank a punto de echar todo el Toast Box de su cuerpo…. jajaja

Cuando salimos ya no podemos abrir la taquilla. Nos quieren cobrar la taquilla y les decimos que nones. La chica agobiada nos deja por imposible. Parada de necesidades vitales, baño, y entramos a Mummy. Pone 20 min que resultan ser casi otra hora. Esta atracción me resulta más floja pero aún así muy muy chula. A la salida hay hondonadas de gente y un calor tremendo. Intentamos alguna atracción del Jurassic pero hay esperas de más de 60 min. Buscamos algo de menos espera. Entramos a ver Shreck. Esperamos más de lo que indican (15min) pero merece la pena la peli en 3D. Es muy muy guay, sientes que estas dentro del mundo Shreck. Me empiezo a sentir un poco como ganado por como te tratan en estos sitios con tantísima gente.

Salimos fuera del parque para alejarnos de esta locura y buscar un sitio medianamente tranquilo para comer y descansar un rato. Además que dentro del parque es un estacazo, veo en un restaurante un plato de pasta con tomate para peques 20 usd, vamos unos 14 euros aprox. Comemos en una pizzería donde resulta que las pizzas están súper ricas (verduras y margarita). Pedimos también 2 smoothies, uno de plátano y otro de Lychies. Volvemos al parque pasando por alguna tienda y Lola descubre los peluches de Como entrenar a tu dragón. Va de morros porque no la compramos un helado… la echo una chapa de esas de madre…aaggg 🙁 Pasamos nuevamente enseñando los brazos, ya que nos han puesto unos sellos fluorescentes que no se ven si no te pasan una luz. Empezamos por Madagascar que tiene pinta de tranqui. Atracción en barcas de agua muy muy light, pero genial porque así asentamos los estómagos. De aquí nos vamos a otra montaña rusa muy sencilla también. Intentamos buscar donde menos espera tengamos y ya se sabe que lo menos atrallente es lo menos cañero 😉

Son las 17:30 y el tiempo de espera es todavía muy elevado. Lola quiere probar el Acelerator que pone 10 min de espera y nos pegamos más de 40 min. Resulta ser muy muy sosa pero a Lola la apetecía mucho y hay que probar. (Resulta que si pagas un poco más en la entrada, creo que bastante más, tienes un pase sin esperas. Es como ir en 1ª en un avión, aquí pasas a l@s que estamos esperando hasta una hora y flash te montas primero. A mi este sistema me resulta de lo más jerárquico y desigual. Entrar en un parque de atracciones ya es una pasta para cualquiera de los que estamos esperando en la cola normal) Nos vamos a Galáctica que son 40 min de espera. Esta es otra de las montañas rusas estrella. Lola y yo tenemos suerte y nos toca en primera fila ¡¡mola mucho!! Cuando bajamos el tiempo de espera son 20 min y volvemos a entrar. Esta vez tenemos suerte y en 10 min ya estamos montad@s. Intentamos ir a otras atracciones pero resulta que cierran el parque a las 19, yo pensaba que era a las 21.

Con las mismas vamos saliendo y pasamos por la tienda de peluches. Lola elige a “Vómito y Eructo”, en fin, no se como lo vamos a meter en la maleta…. La gente, sobre todo chin@s, van con bolsas y bolsas de peluches y souvenirs. Y eso que valen una pasta…. Cuando vamos al metro todavía nos queda la cola del “monorail”, lo que le gusta a esta gente hacer una fila…

Esperamos un ratillo y ya en el metro se nos da muy bien. Llegamos a Betancourt a las 20:15, cenamos antes de subir. Sushi para tod@s!! Se nota que es viernes porque el FoodRepublic tiene ambientillo. Ya en la habitación duchas rápidas sin pelo, hemos sudado lo insudable. ¡¡A dormir que buena paliza nos hemos pegado hoy!! Dormiremos del tirón, aunque a mí me sigue costando pillar el sueño y leo durante un buen rato.

24 de agosto de 2019

Singapur-Londres-Madrid

¡¡Qué día más largo nos espera hasta que volvamos a pillar cama!! Es mi pensamiento mañanero. Queríamos aprovechar hoy en la cama lo máximo y yo a las 6:15 tengo ya el ojo abierto. L@s chiquis aguantan un poco más. Nos duchamos esta vez de cuerpo entero, empezamos a colocar maletas. Milagrosamente conseguimos meter todo. Bajamos a desayunar, bicheamos por la zona. El hotel de la esquina que tiene muy buena pinta el desayuno ídem 38 usd por persona juas! Vamos hacia la escuela de arte donde habíamos visto los scones la noche anterior. Esperamos a que abran, Lola no se los quiere perder bajo ningún concepto. Compramos 3 y nos los llevamos a FoodRepublic. Café, fruta y tostadas para acompañar los scones. Se acabo el bote de leche en polvo….. ohhh siempre me aguanta justo el viaje.

Acabamos de colocar las maletas y las dejamos en el keep room del hotel. Nos vamos tranquilamente hacia Marina Bay.

Hoy tenemos entradas para visitar los invernaderos. Es sábado y hay muuuucha gente. Dentro de los invernaderos hace un frio interesante, aún así nos pegamos 2 horas en el Forest haciendo muchas fotos. Rellenamos agua y pasamos al Cloud Forest que sigue haciendo mucho frio. Aquí aguantamos menos, solo llevamos unos tristes pañuelos para taparnos.

Son ya las 14:30 y vamos hacia el centro comercial de Marina Bay a buscar un sitio donde comer el Food Court. Hace muchísimo calor y nos toca ir por todo el soletón. Yo voy irritada, calor, calor, cansancio y una niña que no para… Smoothie perfecto ;-P (Los Food Court por asía son espacios con mesas compartidas donde tienes una gran variedad de locales donde comprar comida (comida china, japo, noodles, arroces… todo menos ensaladas 😉 jajaj) Te das una vueltecita donde ves la oferta que hay y en base a eso pues cada uno come lo que quiere. Buscas un hueco en una mesa y a comer. Hay personal del Food Court que van limpiando y recogiendo todo el menaje de las mesas, suelen estar bastante atentos y por lo tanto todo está bastante limpio. Mola mucho porque cada uno come lo que le apetece, la bebida la llevas tu o la compras. Suele ser muy muy típico por estos lugares :-)) LLegamos al Food Court exahustos, hay mucha gente, es sábado y la tónica por aquí es salir a desayunar, comer y cenar en familia. Fish & Chips para Lola, Juank una sartén de las de 260º con salmón y para mí unos espaguettis con aceite y setas.

Una vez con las tripas llenas nos vamos hacia Chinatown a por un helado, son muuucho más baratos, por 1-1,5 usd tienes uno. Descansamos un rato en el Starbucks con un té negro helado con chocolate que sabe a todo menos a té. A eso de las 18:30 llegamos al hotel a recoger nuestras maletas. Nos ponemos las zapatillas y sacamos las chaquetas para hacer hueco y porque en el metro que hace un frio que pela. (El metro de Singapur es una pasada de cómodo y nos movemos como peces en el agua en el. Funciona fenomenal, está muy limpio, los tiempos de espera son como mucho de 3 minutos en cualquier franja horaria)

Llegamos al aeropuerto a eso de las 19:15. Nos vestimos en modo avión, pantalón largo, calcetines y zapatillas. Cuando vinimos pasamos frescor en el avión y a la vuelta no nos pasa oiga!! Facturamos el trolley pequeño para ir más cómodos y ligeros por los aeropuertos. Las mochilas las llevamos petadas y pesan un montón. Nos sorprende no pasar ningún control de líquidos y ya estamos dentro del aeropuerto con todo facturado. Damos una vueltecita para ver donde cenar, hay opciones de varios tipos y distintos bolsillos. Al final decidimos el Burger King, agggg…. Tienen opción vegetariana y me pido también una ensalada que estoy loca por comer verde y crudo, aunque resulta que no sabe a nada. Después de descansar un rato vamos hacia la puerta de embarque.

Compramos agua con nuestro último dólar. Al llegar a la puerta ¡sorpresa!, los controles de líquidos los tenemos aquí.. y qué bordes oiga!! Toca tirar todo el agua aaggg….. Ya sentados en el avión, otra ¡sorpresa!, nos tocan unos tipos muy muy escandalosos (llego a pensar si van borrachos.. 🙁 ). Creo que todo esto nos lo pone el destino para que estemos deseando volver a nuestro hogar jejeje..No paran de hablar a voces, la azafata les da un toque y ni con esas..por suerte se duermen rápido y aguantan mucho rato dormidos. A las 24:00 al rato de despegar dan algo de cena, nosotr@s ya hemos cenado. Lola esta dormida y yo casi que también por lo que no abro ni el ojo. Mal durmiendo aguantamos hasta las 7:00. Me vuelvo a ver la peli de “Bohemian Rapsody” (creo que se ha puesto en el top de mis pelis preferidas) No nos vuelven a dar nada de comer hasta casi una hora y media antes de llegar. Ya estamos caninos. La calidad de los viajes largos con otras aerolíneas que hemos viajado (Qatar, Emirates, Korea..) es bastante mejor que la British. Aunque en los dos trayectos nos ha tocado un azafato peculiarmente gracioso.

25 de agosto de 2019

Londres-Madrid

Aunque hemos salido con 30 min de retraso de Singapur llegamos en hora a Londres. La conexión a Madrid sale casi casi en hora. En 2,5 horas en Madrid y casi una hora más ya que han extraviado una de nuestras maletas . Por suerte la tienen localizada en Barajas y solo nos tocará esperar un poquito y para casa. “Hogar dulce hogar” Y esta tarde a por Zumita!!. Y Bienvenido ya veremos como está y como ha dejado la casa después de quedarse encerrado en ella 1 semana :-Ó

TORBELLINO DE CURIOSIDADES QUE SE ME HAN IDO OCURRIENDO SOBRE LA MARCHA

Singapur

  • Ciudad muy limpia y cómoda para moverte en ella.
  • El metro funciona “de coña”, también limpio, el personal muy amable y los tiempos de espera no más de 3 minutos.
  • Los hoteles son muy caros, nosotr@s conseguimos uno en el metro Bentacourt muy bien situado a un precio razonable. La primera habitación en la que estuvimos fué más cutre pero la segunda estaba bastante bien. La razón que nos dieron en nuestra primera visita es que estaban reformando y era cierto. La segunda vez nos toco una persona muy borde, pero… peor para ella…
  • El personal que atendía en el FoodRepublic no era en general muy agradable.
  • En nuestra primera visita a primeros de agosto no notamos tanto calor como a finales. La segunda vez hacia muuuucho calor.
  • Se circula como en Inglaterra por la izquierda, también en las escaleras del metro 😉
  • El cambio del dólar estaba en 1,52. Los precios en general eran razonables. Pero había ciertos artículos de lujo total, por ejemplo cervezas, helados… 😉
  • El agua embotellada nos resultó muy cara, casi 2 euros una botella de 1,5l en el 7eleven. En El Barrio chino encontramos algo más económico. No había sitios de “refilled”, aunque nosotr@s los últimos días terminamos bebiendo de las fuentes de los sitios turísticos (Marina Bay, Universal Studios…)
  • Altares por todas partes.
  • Gente muy moderna con poca conciencia ecológica. Plástico y plástico. Compran sus cafés y bebidas para llevar que se los dan en vasos desechables y además en una mini bolsa de plástico. Muuuucho take away….
  • UNIVERSAL STUDIOS:
    • Hay fuentes de las que bebimos sin ningún problema y se pueden rellenar botellas.
    • Mucho calor Mucha gente
    • El tiempo que ponen en las atracciones en la mayoría de las ocasiones es bastante más.
    • Las taquillas para dejar las cosas dentro son gratis durante 45 min y después de las 17 de la tarde de hasta 2 horas.
    • Hay sobre todo turista asiático en un 90%
    • Al entrar te revisan las mochilas pero dejan pasar agua y comida.
    • Los restaurantes dentro están abarrotados de gente y además son bastante caros. Hay un Starbucks dentro que comparado con el resto parece hasta económico ;-P
    • Cierran a las 19, nosotr@s pensábamos que era a las 21.
    • Se puede salir fuera del recinto, te ponen un sello transparente que luego al entrar te chequean con un aparato de luz ultravioleta.
    • Si te quedas a cerrar el garito como fué nuestro caso, prepárate para la fila del metro.
    • En la atracción de Shreck, la película es muy muy recomendable, muy divertida.

Bali

  • Caos total conduciendo, coches y motos pitándose un@s a otr@s. Aunque tengo que decir que no vimos ni un solo incidente/accidente en el tiempo que estuvimos por allí y fueron 15 días de estar vagabundeando ;-D
  • Gente muy muy muy amable, siempre una sonrisa por delante. Te preguntaban mucho y aunque su intención era venderte algo siempre con mucha educación y una sonrisa.
  • Altares y altares por todas partes.
  • Precios muy bajos al igual que el nivel de vida .
  • Aquí el agua es más barata, en algunos puntos del viaje si se puede rellenar botellas.
  • Tiendas con detallicos muy chulos para comprar, muchas tiendas con pinturas en lienzos, cerámicas, tallas de madera muy muy curradas, ropa, instrumentos músicales…. en fin todo para que los turistas nos dejemos los dineros. Y oiga un poquito hay que colaborar y dejar ingresos en la isla. Nosotr@s no somos de comprar impulsivamente pero si que nos hemos venido con lamparas, algo de cerámica y algún capricho para Lola.
  • Muchos perros pseudo vagabundeando por las calles, algun@s si parecen tener dueñ@s por el collar y otr@s pues no se sabe…
  • En Ubud a pesar de ser un pueblo muy “healthy” el tema de rellenar botellas estaba más complicado. Lo máximo que encontramos es una marca de botellas de la marca Aqua que el plástico es reciclado.
  • En Lovina mucho más accesible el tema de rellenar botellas, de echo en el mismo hotel por 2000 DR podías rellenar botellas (15.000 DR= 1euro aprox)
  • Mujeres y hombres muy muy mayores trabajando.
  • Preguntamos a Bun cuantos días tenían las mujeres y hombres de permiso laboral cuando tenían un@ hij@. Lo primero que nos dijo es que las mujeres si tienen hij@s no trabajan… y que si lo hacen pues que tienen igual que el hombre el día de nacimiento…. :-Ó
  • El medio de transporte mayoritario es la moto, usan este transporte a cualquier edad. Ves familias enteras en las motos, con o sin casco. Muchas veces, la mayoría de l@s padres/madres llevan el casco y l@s niñ@s no, también ves a las madres con sus bebes en las mochilas y en moto. ¡¡Se vé de todo!!
  • Ubud nos lo pateamos a base de bien, habíamos leído que había algún tipo de transporte público tipo camionetas. Pero en la práctica no había nada más que coger taxis. A nosotr@s el tema del regateo nos da mucha pereza y nos recorrimos el pueblo andando. Por el resto de Bali, taxi o andando también.
  • Cuando llegas a los hoteles en la mayoría te dan una bebida de bienvenida. Nosotr@s preguntábamos siempre si era con agua mineral y sin hielos. En la mayoría de los sitios muy a nuestro pesar no nos lo bebíamos por precaución.
  • Lavandería entre 10.000-20.000 DR el kilo de ropa. Vamos por menos o poco más de un euro.
  • Por todas partes “penes” de souvenirs. En distintos formatos de madera, abrelatas, llaveros…
  • Bolsos de paja redondos por todas partes en tiendas y el personal turista.
  • Smoothies en prácticamente cualquier restaurante y también mucho healthy bowl de desayuno.
  • No hay mucho dinero, pero sí móviles. Ya en España, escuché que éramos los terceros en horas invertidas en dispositivos móviles los dos primeros puestos son para Tailandia e Indonesia. Aquí até cabos… 😉
  • Nusa Penida fué un shock inicial por el estado de la isla. Son esos sitios en los que al poner distancia aprecias lo que viviste.. incongruente pero es así.
  • Para los mosquitos Indonesios llevamos Goibi Extrem para tod@s, pulseras y Kill Paff para las habitaciones. Como mucho uno o dos mosquitos nos pudieron picar.
  • En muchos sitios de Bali y sobre todo en Nusa Penida te hacen un cargo de un 3% más por pagar con tarjeta, nosotr@s en alguna ocasión tuvimos que asumir el recargo.
  • En Nusa Penida solo hay cajeros en el puerto y según el taxista no funcionan demasiado bien. Lo que si que hay son supermarket aparentemente muy humildes y que te dan dinero con un 5% de recargo. Te pasan la tarjeta por el datafono y te dan X – ese 5%. ¡¡¡Esta gente es muy viva oiga!!! Y el que más el taxista 😉