Día 1. Miércoles 17 de abril 2019

Un año más el tiempo ha hecho de las suyas en Semana Santa y hemos tenido la emoción hasta el último momento para elegir destino. Este año hemos batido récord, ya que justo antes de salir nos hemos sentado 5 minutos para decidir si Sena de Luna (León) ó Aguilar de Campoo (Palencia). Hemos elegido Sena de Luna finalmente porque la previsión es de menos viento y menos lluvia. Pues hacia León!! Nos llueve desde mitad de camino y cuando llegamos está muy cubierto, salimos con Zuma a estirar tod@s las piernas, enseguida se nos pone a llover y empieza a hacer mucho viento. Por lo que con las mismas nos volvemos a la furgo ya que está muy desapacible.

Hemos venido al camping Río de Luna, con lo pequeño que es el pueblo me extraña hasta que haya un camping. El camping es muy sencillo, antiguo pero limpio. Las parcelas son de hierba bastante planas y con toma de luz. El precio más que correcto, nos ha hecho kit familiar (2 adult@s, una niña, una perra, furgo + luz).

Decidimos cenar pronto.

Para cenar tiramos de algo sencillo, unas hamburguesas y ensalada para tod@s.

Las hamburguesas son las que hice el domingo en mi rato de “Organiza tu Mezclum”. Son unas hamburguesas de arroz, avena y remolacha. Las di un toque de horno el domingo para simplemente tener que calentar al ir a comer y así no manchar tanto 😉

“Soy una apasionada de cocinar sin manchar” 

La hoja verde en la furgo también la traemos limpia por lo que sólo es servirla en los platos, añadirla más cositas, aliñar y a disfrutar.

Sector infantil: lechugas de roble verde y roja, brotes de alfalfa y chin pun!
Sector adulto: lechugas de roble verde y roja, espinacas, brotes de alfalfa y fenogreco, rabanitos y zanahorias en salmuera, aguacate y aliño.

El sector adulto hemos acompañado las hamburguesas con ketchup de remolacha. El sector infantil con el comprado de tomate eco.

Acabamos de cenar muy pronto y decidimos ver la peli de “La princesa prometida”, cuántos años sin verla!! Y aún así me acordaba de los diálogos “cuántas veces la habré visto!!”

A las 23 estamos tod@s en la cama y sigue jarreando agua….

Día 2. Jueves 18 de abril 2019

LLueve y llueve muuucho durante toda la noche. Cuando nos levantamos a eso de las 9 parece que solo hay un calabobos. Juank saca a Zuma y Lola se levanta casi a las 10. Desayunamos tranquilamente, leemos un poquito y a las 11:30 nos vamos a dar un paseo, ya que la previsión es que empiece a llover y no pare ya en toda la tarde a partir de la 13.

Vamos hacia el pueblo, Sena de Luna, son unas praderas verdes muy bonitas. Podemos soltar incluso a Zuma y que corra y se desfogue un poco. En el camino vemos unas canchas de baloncesto con posibilidad de poder patinar… para la próxima echamos los patines ;-).

Llegamos al pueblo y nos recibe una mastina Leonesa la mar de cariñosa, Zuma no es tan cariñosa con ella… Vamos hacia la zona de escalada, tiene una aproximación calculamos de unos 30 minutos desde el pueblo. No llegamos a la pared, el sector infantil se quiere dar la vuelta y además está empezando a lloviznar. Damos una vuelta por el pueblo, no vemos ni bares ni comercios. Hay una alojamiento rural muy bonito que tal vez tengan bar, no lo sé, nosotr@s no somos muy de bares la verdad y no entramos a investigar. Presiento que el único bar sería el que hay en el camping.

Llegamos a la furgo casi a las 14, un poco mojados y con ganas de entrar en calor. Comemos temprano. Hoy preparamos plato de cuchara. 

Sector infantil: Sólo guiso de judías blancas con zanahoria y trigo sarraceno.
Sector adulto: Cama de espinacas frescas súper tiernas (crudas), guiso de de judias blancas con zanahorias, trigo sarraceno y topping de encurtidos caseros de pepino.

Tanto las judías blancas como el trigo sarraceno son de fondo de congelador de alguna otra ocasión que las he hecho en casa y han sobrado.

 

Las espinacas las solemos comer mucho crudas, aunque alguna vez he leído que no hay que abusar mucho de comerlas así. En esta receta al echar por encima el guiso muy caliente se revienen un poquito y no están tan tan crudas 😉

Siestorro después de comer, adoro las siestas en la furgoneta. Me pongo a leer y sencillamente me dejo atrapar por el sueño ZZZzzzzz….

Cuando nos levantamos sigue lloviendo, nos tomamos un té y algo dulce. Pasamos la tarde leyendo, escribiendo, pintando, jugando… vamos cada cual se entretiene como quiere.

Hacemos la cena temprano, Juank prepara unas pizzas. Tenemos la medida cogida para hacer cuatro pequeñas y así siempre nos sobra para llevarnos algún día a modo de picnic ó para otra cena. En esta ocasión hace pizzas de:

  • Queso y champiñones (para el sector infantil)
  • Espinacas, pesto de hojas de remolacha y champis
  • Espinacas, pesto de hojas de remolacha y parmesano
  • Calabacín y champis

Han venido unos coleg@s del pueblo también al camping y se han pasado a tomar algo con nosotr@s. Aún así venían con poco hambre y nos ha sobrado mogollón de pizza…

Cuando nos volvemos a quedar sol@s, recogemos y terminamos de ver la peli de la “Historia interminable”

Hoy nos acostamos más tarde, a eso de las 24, se nota que nos hemos echado siesta…. Sigue lloviendo.

Día 3. Viernes 19 de abril 2019

Llueve, llueve y llueve…. toooda la noche. Me despierto a las 9 y sigue lloviendo, por lo que por no levantarme y despertar a mis chiquis me quedo leyendo en la cama para que Zuma no me oiga y se ponga hacer ruido. Al ratito se despierta Lola, ya me levanto y puedo sacar todas las cosas de Zuma del garaje sin problema de despertar a nadie, chubasquero, paraguas….

Desayunamos muy tranquilamente, rato de lectura libre para tod@s. Aprovecho para verme algunas revistas que tengo pendientes en la furgo y que el día a día no me permite ver… ains…

A las 12 decidimos salir a estirar piernas y nos vamos esta vez hacia el pueblo Rabanal de Luna, son unos 3,5 km ida y vuelta. El camino está muy embarrado pero la verdad es que está muy bonito, hay musgo por todas partes. Llegamos hasta el pueblo y allí podemos ver otra zona de escalada. Un paisano de la zona nos indica como llegar y nos confirma que si podemos aparcar con la autocaravana cerca, ya que nuestro miedo era que hubiera mucho escalón ó que estuviera muy estrecho. Nos comemos una manzana tranquilamente sentad@s en un banco del pueblo. Estos pueblos son tan pequeños que no hay ni comercios, pasa un coche vendiendo el pan y pitando a su paso.

Volvemos por donde hemos venido ya que nos dicen que es más bonito que hacer la circular.
De vuelta ya va saliendo el sol! Qué gusto! Ya en la furgo, preparamos algo de comida. Por el camino hemos decidido hacer pasta de lentejas rojas.

Preparo un sofrito rápido de ajo, brócoli, tomates cherris, espinacas y salsa tamari. Tenemos un ajo en escamas que es una gozada en estas ocasiones. Está deshidratado y cuando lo echas en la sartén con el aceite se hidrata y se queda como si fuera ajo laminado. En el próximo pedido de ajos lo voy a pedir en más cantidad porque soluciona mucho en la furgo.

 

Sector infantil: Pasta, 3 arbolitos de brócoli y unos brotes de alfalfa camuflados 😉
Sector adulto: Pasta, a tope de sofrito, huevo duro, brotes de alfalfa y fenogreco, topping de almendras y anacardos. Siestuqui de las que te dejas abrazar por Morfeo mientras estás leyendo… 

Nada más levantarme me doy una duchita (aunque no me haga falta ;-P) y merendamos un té con unas torrijas, qué estamos en Semana Santa oiga!!

Juank y Lola se van a escalar y Zuma y yo nos quedamos por la furgo. Quiero aprovechar para avanzar un poco con la web.

A las 20 me llevo a Zuma a dar un paseo y a la vuelta enseguida vienen Juank y Lola. Duchas generales para ell@s. Mientras organizo cena súper rápida, fajitas. Suelo comprar unas sin gluten que no llevan demasiados “Es”. Estas cenas son muy socorridas en la furgo ya que simplemente es sacar lo que tengas por la nevera, lo dejamos en la mesa y cada uno se hace las fajitas con lo que pilla.  Nosotr@s teníamos:

  • Hoja verde (lechugas de roble y rúcula)
  • Queso
  • Jamón (para Lola)
  • Brotes de alfalfa y fenogreco
  • Aguacate
  • Zanahoria y rabanitos en salazón
  • Pesto
  • Ketchup de remolacha

Y con todo esto pues cada cual se hace su Mezclum Mega Mix como buenamente quiere.

Empezamos a ver peli de Harry Potter y a eso de las 23 nos vamos tod@s a dormir. Hoy no llueve… Yo me dejo las cosas de correr preparadas aunque sin mucha fé.

Día 4. Sábado 20 de abril de 2019

Pues me ha dado pereza y no me he movido de la cama. El camino para correr la tarde de ayer estaba muy embarrado y hoy sencillamente he hecho pereza…. me he quedado en la cama con mis chiquis y luego Juank se ha lanzado a sacar a Zuma. He tenido un momento de “saco la esterilla para hacer yoga” pero Juank me ha devuelto a la realidad y me ha dicho que estaba todo el césped empapado. Nada que me quedo preparando el desayuno, zumitos, fruta, tostadas y cafeeee.

Hoy queremos ir a la Zona de Escalada de Sena de Luna, hace sol por primera vez en estos días. Juank se pone a recoger enseguida y yo me quedo bicheando alguna revista y escribiendo. Llaman a la puerta y son nuestros coleg@s que ya están list@s. Ups!! Me lío rápidamente a hacer el picnic y a vestirme. Juank se va en el primer viaje y Lola, Zuma y yo nos vamos en el segundo viaje.

Picnic:

Sector infantil: Sándwich de pan de centeno con hojas verdes, queso de cabra en lonchas y jamón serrano.

Sector adulto: Sándwich de pan de centeno con hojas verdes, paté de lentejas, queso de cabra en lonchas, brotes de alfalfa y aguacate.

Otr@s colegas del Rockgame vienen a eso de las 15 con su hija, Lola no ha parado de preguntar por ella. Aprovechamos tod@s para comer e hidratarnos, Juank se ofrece voluntario a bajar a por unas cerves al bar. Es lo bueno de tener un píe de vía tan cerca de un bar, Lola le acompaña y pesca un helado.

Seguimos escalando después de comer hasta las 20, vamos tod@s al pueblo de al lado, San Emiliano. Al dueño del camping no le funciona el datafono y tenemos que ir tod@s a sacar dinero. Y ya que estamos pues nos tomamos unas cerves por lo bien que lo hemos hecho ;-). A punto ya de congelación nos vamos al camping.

Cuando llegamos a la furgo son más de las 22, ponemos el agua a calentar para sesión de duchas rápidas.

Cena:

Puré de calabaza y unas judías verdes rehogadas con ajo y pimentón y huevos pochados. Todo pseudo preparado a falta de un calentón.

Antes de acabar de cenar Lola nos abandona y se va a dormir, está reventada, y es que no ha parado en todo el día de jugar y correr.

Nosotr@s cuando terminamos de cenar no aguantamos ni 10 minutos y con las mismas también nos vamos a ZZZZzzzz…Bonito día pero muy intenso….

Día 5. Domingo 20 de abril 2019

Hoy se nos han pegado las sabanas a tod@s, hemos pasado mala noche. Lola ha tenido dolor de piernas y yo no conseguía dormir… Me levanto a las 9:20 y me llevo a dar un paseo a Zuma, a la vuelta parece que ya hay movimiento en el camping. Juank se acaba de levantar y preparamos el desayuno. Lola se levanta a las 10:30. Empieza a llover y empezamos a pensar que no podremos escalar… pero el día levanta y aunque más fresco y airoso que ayer parece que pueda respetar.

Nos tomamos un café con nuestr@s colegas mientras las niñas siguen jugando sin parar y nosotr@s intercambiamos batallitas 😉 A eso de la 13 dejamos el camping y nos vamos a escalar. LLegamos a la pared casi a las 14, hoy vamos super slowlife. Escalamos hasta las 16 unas vías muy chulas y después nos bajamos a comer.

Picnic:

Sector infantil: Sándwich de pan de centeno con hojas verdes, queso de cabra en lonchas y jamón serrano.

Sector adulto:

Para el churri: Sándwich de pan de centeno con hojas verdes, paté de lentejas, queso de cabra en lonchas, brotes de alfalfa y aguacate.

Para mí: Sándwich de pan de centeno con hojas verdes,  brotes de alfalfa, ketchup de remolacha y aguacate.

Cuando terminamos de comer bajamos a tomar unos helados el sector infantil y el adulto cafés. Yo prefiero reservarme y hacerme mi termo de té negro para el camino, todavía nos quedan dos :torrijas-D

Iniciamos camino a eso de las 18, sólo cruzamos los dedos para no pillar mucho tráfico, aunque con los cuatro días que nos hemos pasado hasta eso nos da igual…..

Volveremos Sena de Luna….

TIPS DEL VIAJE

  • El camping es muy tranquilo y aunque las instalaciones son algo antiguas está muy limpio. Las parcelas son de césped y hay luz.
  • Nosotrxs solemos cenar en nuestra furgo pero en el bar del camping al parecer las pizzas están buenas.
  • Hay rutitas saliendo del camping muy agradables y sobre todo muy bonitas para conocer la zona. Se puede ir a los pueblos cercanos y sale un paseo majete.
  • Cerca del camping hay unas canchas de baloncesto/fútbol municipales (parecen) donde el cemento del suelo invita a patinar 😉
  • Para ir a la zona de escalada del Rabanal teniamos la duda de si se podría aparcar con la autocaravana. Y se puede sin problema y eso que nuestra auto es larga. Aparcas en la puerta y hacia delante de un bar de carretera. Desde ahí mismo andas un poquito por la carretera (ni 50 metros) y ya subes hacia la zona de escalada. Son unos 10-15 minutos hasta la pared.
  • El pie de vía es comodo con niñxs, ya que hay una esplanada al lado donde lxs peques pueden jugar.
  • Si hace sol aunque sea León pega de lo lindo.
  • El grado está según indica la guía.
  • En Sena de Luna no vimos ningún bar como tal, había un alojamiento rural que sí tenía para tomar algo. Creemos que el bar del pueblo es solo el del camping…
  • Si necesitas sacar dinero tienes que ir a un pueblo cercano, San Emiliano, que está a 10 min en coche.