Siempre he tenido una mente con una capacidad de organización muy elevada. Es algo que no me cuesta trabajo, me sale solo organizar un viaje de dos días, 10 días ó 3 semanas. En un pis pas se me ocurre que podemos llevar para comer todos los días sano y equilibrado. Llevamos haciendo viajes de carretera de varias semanas desde hace 18 años.

Hemos viajado en coche con una autotienda en el techo, una nevera de 12V y unas cajas de frutas donde llevábamos la comida. En esos primeros viajes el presupuesto era muy ajustado y siempre intentábamos comprar todo antes de salir. De este modo lo único que había que comprar en esos pueblos Alpinos más caros era sólo productos frescos. Pues en estos viajes tampoco nos faltaba de nada.

Cuando saltamos a la primera autocaravana la cosa mejoró notablemente, ya teníamos una nevera en condiciones, aunque pequeña. La llenábamos hasta los topes y el congelador también lo aprovechábamos muy bien. Las neveras han ido mejorando en tamaño y por tanto la logística también y ha sido más sencilla. Vamos que no nos falta un detalle. Salimos con un plan de comidas y cenas que nos ayudan mucho a no perder tiempo en nuestros viajes y dedicarnos a lo realmente bonito, hacer turismo allá donde vamos.

Sí con nuestros viajes soy lo más optima posible en nuestro día a día no puede ser menos…

Desde hace años llevo dedicando los domingos un rato a preparar unos básicos que nos solucionan mucho: un puré, unas verduras al vapor, alguna legumbre y algún cereal. Soy la reina de aprovechar cualquier sobra. Me gusta tener todo listo para no improvisar entre semana, con una niña pequeña las improvisaciones pueden salir caras. Y además el no tener que pensar en cenas te hace la vida más fácil para dedicarte a otras cosas más gustosas. Que a mí la cocina me gusta, pero entre semana me gusta más dedicarlo a la familia y a mí misma.

Hace poco más de un año me encontré el concepto de “Batch Cooking”, recuerdo en un principio que gramaticalmente no sacaba la traducción de lo que era. Fué cuando leí en que consistía que se me quedó la cara de….. vale… que a lo que llevo haciendo durante años los domingos le han puesto nombre….;-)

Planificar, es una forma de ser muy óptim@ en la cocina para poder alimentarte súper sano, completo y natural. Está dirigido a todas aquellas personas con una preocupación real en su alimentación. No con la finalidad de perder peso o estar “tipos@s”. Con la finalidad de sentirte estupendo por dentro y que se note por fuera. Si planificas tu vida a través de una buena logística en tu cocina, durante la semana podrás disfrutar y pensar en que te hace feliz cada día para ir a por ello.

Para mí es muy importante tener un punto de felicidad o algo que te apetezca mucho cada día. Si planificas bien, tendrás menos calentones de cabeza durante semana y podrás disfrutar de lo que realmente te llena cada día. Yo tengo claro que es lo que me hace feliz cada día. Hay días que puede ser irme a correr con mi churri por la tarde, poder estar con mi hija tranquilamente en casa compartiendo algo juntas o sencillamente estando, dar un paseo con mi perra Zuma, una clase de yoga, mis tardes de escalada….

En fin, cada un@ tenemos nuestro propio Mezclum. Planificando y organizando tus menús, te dejaras llevar hacia una vida más sana, saludable y sobre todo sosegada.

Créeme que notarás la felicidad y paz que te genera.