Los Pickels es un tipo de fermentado casero que se hace con agua y sal marina, no hay más. Son los primeros que aprendí a hacer en un curso gratuito de Nishime. Son súper sencillos de hacer y muy gustosos de comer. Se pueden hacer de un montón de hortalizas (zanahorias, nabos, cebolletas, pepino, col….). Los puedes dejar desde unas horas, si haces una salmuera rápida a una o más semanas. Cuando preparo estos de rabanito los dejo una semana antes de empezar a comer.

Me he dado cuenta que el sabor del rabanito en pickle me gusta mucho más que al natural y eso que al natural me encantan. Además de esta manera nos beneficiamos de los mircroorganismos que se van a ir produciendo en la fermentación. Se trata de una fermentación láctica, es un tipo de fermentación que se produce  en estado anaerobio, es decir, en ausencia de oxigeno.

Estos pickles de rabanitos los combino en casi cualquier plato, ensaladas, platos combinados de legumbres, pasta,… introducir una cucharada de estos rabanitos me ayuda a tener mejores digestiones.  El sabor es de salazón avinagrado sin llevar estos una gota de vinagre. Si te animas a probarlos, vete probándolos con cautela y observando que tal te sientan.

La idea inicial era hacer el bote completo con los rabanitos. Pero calculé mal rabanitos/bote y decidí, ya que lo tenía lleno, completarlo con unas cebolletas que había por la nevera. Si no, también podría haber puesto unas zanahorias, pero me apetecía probar con la cebolleta, ummmm.

Seamos sinceros… el sector adulto genial con los pickles pero el sector infantil ni probarlos.. a lo mejor otro sector infantil con gustos más avinagrados se lancen a ellos. En mi caso desde pequeña adoro y salivo al ver un encurtido u oler el vinagre, mi hija nones.

Venga voy con la receta que es sencilla pero no hay que despistarse en los pasos ;- P

PICKLES DE RABANITO Y CEBOLLETA

Raciones: 6 bocas
Autor: Healthy Mezclum by Fati

Equipment

  • Bote de cristal
  • Un peso que coja en el bote.
  • Gasa y una goma

Ingredientes

  • 1 Manojo de rabanitos (250g aprox)
  • 2 Cebolletas pequeñas
  • 5-6 gramos Sal marina
  • 250 ml Agua filtrada (a ser posible)

Elaboración paso a paso

  • Lavamos y súper lavamos los rabanitos. Quitamos con un cuchillo las partes más feas.
  • Cortamos en laminas, trozos pequeño, diagonal o longitudinalmente...vamos como mejor nos apetezca. Igualmente con la cebolleta.
  • Preparamos la salmuera con el agua y la sal. Mezclamos varias veces y nos aseguramos que esté bien disuelta.
  • Colocamos bien prensados con la mano o ayuda de una cuchara de madera dentro del bote, tanto los rabanitos como la cebolleta.
  • Ponemos la salmuera en el bote, nos aseguramos que esté todo bien cubierto por el líquido, ¡súper importante para su correcta conservación!. Ponemos un peso encima. En mi caso pongo un pequeño bol que justo entra por la boca del bote y hago presión para asegurarme que revosa la salmuera y no se queda ningún trocito fuera del liquido. Tapo con una gasa y coloco una goma.
  • Durante esta semana, sentiras que huele fuerte y más con la cebolleta.... le saldrán burbujitas, y puede que revose más el liquido. Te recomiendo poner un plato debajo para evitar escapes 😉
  • En una semana puedes empezar a comer. Como saber si esta comestible: si no le ha salido moho, si no tiene un olor desagradable y si las hortalizas están crunchis... pues todo va bien.
  • Importante: Una vez los vayas a consumir, tapar con la tapa del bote y conservar en la nevera siempre intentando que el líquido tape los pickles.

Notas

Compra eco y de cercanía siempre que puedas.
Balance general de la receta
  • Aceptación Sector Adulto 100% 100%
  • Aceptación Sector Infantil 0% 0%
  • Dificultad 70% 70%
  • Laborioso 20% 20%
  • Temporada 100% 100%

Propuestas, felicitaciones, críticas o comentarios más abajo ;D