Este finde había pronóstico de lluvia y frío, y así ha sido. Estos findes que pasamos en casa acaban saliendo planes muy chulos, casi siempre….. ;-). El viernes fuimos a la pelu mi pequeña ser y yo. No es de esos planes que me entusiasmen pero a veces poner los pelos en orden me da paz , de hecho hacía casi un año que no íbamos… Después bajamos a Madrid a ver a una amiga que anda un poco convaleciente y merendamos con amig@s. Nos subimos pronto y como estábamos muy cansad@s para preparar nada pues encargamos sushi en el pueblo para cenar. Tiene una opción vegetariana y otra vegana de rechupete. Las giozas vegetales están de vicio y los makis de salmón y aguacate a Lola le vuelven loca, se comió 12.!!….. Me sorprende que luego el aguacate no lo quiere probar de otra manera… en fín, será que ya no tengo recuerdos de cuando era niña y tenía mis gustos más limitados.

El sábado por la mañana fue de esos sábados de desayunar tarde e ir muy slow. Nuestra intención era ir al rockodromo pero se nos lió la mañana y acabamos discutiendo, esto no es muy relax pero es la vida misma. Lo acabamos superando.  Para comer hicimos una pasta fresca bio que descubrimos en el super de al lado de casa. Una de harina integral rellena de espinacas y queso y la otra también integral pero rellena de guisantes. Un descubrimiento para días que no te apetece liarte en la cocina y darte un capricho porque es un poco cara. Después de descansar un ratito, me levanté con ganas de encender el horno. La tarde estaba lluviosa e invitaba al plan. Lola quería hacer galletas de dinosaurios y yo unos bollos de canela holandeses.

Wow… cómo quedaron los bollos!

Los repetiré y además probaré a introducir otras harinas. Las galletas las hicimos entre tod@s. Yo preparé la masa y Lola y Juank las elaboraron con huellas de los dinosaurios que tiene Lola por casa. Estos planes de horno en familia me encantan. No siempre salen bien y estamos de buen rollo pero en esta ocasión sí, pusimos nuestra música y nuestras ganas para que saliera todo en armonía. Mis bollos tuve la sensación de hacerlos en total relax y consciencia de lo que estaba haciendo. En otras ocasiones voy tan deprisa que no disfruto el momento pero este sábado sí y me encantó! 

El domingo madrugué y me fuí a correr con Zuma a eso de las 8:00. Una carrerita muy gustosa pero sufrida, tengo la pierna derecha desde hace varias semanas muy cargada y me cuesta más de lo normal. Aún así me hice mis 10km tan ricamente antes de desayunar. Cuando volví a casa seguían tod@s dormid@s y pude hacer mi sesión de yoga sin estrés, planazo!!

Después de desayunar me lié con los panes, este domingo quería panear para tener provisiones para los próximos findes y Semana Santa. Además de los panes, preparé un puré, un paté de tomates secos, unas hamburguesas, granola y frutos secos.

Los Panes: Una hogaza de 1,2 kg de espelta blanca, es la que más le gusta a Lola. Una hogaza de 1,2 kg de espelta integral y semillas varias.  Siempre que paneo me gusta hacer un pan de espelta blanca básico y otro distinto integral con algún ingrediente añadido (aceitunas y orégano, ajo negro, nueces y pasas, semillas…. Imaginación al poder!)

La Granola: Pues también me he lanzado y he querido innovar. La he hecho con té matcha, nueces de macadamia, corn flakes y ballas de goji.

El Paté de Tomates Secos: Lo hicimos hace un par de semanas para una reunión familiar. Debido a las intolerancias varias al ajo decidimos hacerlo con ajo negro, estuvo rico y gustó. Pero a mí me apetecía darle ese toque más intenso que le da el ajo normal, por lo que así lo he hecho y a mí me ha gustado bastante más.

Hamburguesas: Últimamente mis hamburguesas acaban siendo un poco restos de lo que ha ido sobrando durante la semana y con esto pues hago un Mega Mix. En esta ocasión quería hacer hamburguesas de lentejas rojas. Las he añadido: arroz, copos de avena, col kale, cebollas frescas rojas, curry, cúrcuma, ajo en polvo, sal y pimienta. En un principio las iba a añadir huevo, pero al comprobar la textura de la masa he visto que con un poco de harina de garbanzos conseguía que no se pegaran y quedara una masa estupenda.

El Puré: Esta semana quería hacer algo distinto y me lancé con una receta de un puré de espinacas, aguacate, puerro y un poco de patata. La textura genial, el aguacate le da una suavidad estupenda, pero el sabor no nos ha gustado demasiado, de hecho ni me he atrevido a ofrecérselo a Lola. El sabor era demasiado intenso, como si le hubiera echado el hueso de aguacate, y prometo que no aunque sea donde más propiedades tiene 😉

Bandejote de Frutos Secos: Hacer estas mega bandejas nos proporcionan frutos secos (avellanas, almendras, pistachos y anacardos) para un par de semanas. Nos los vamos comiendo entre horas, para almuerzos, picnic montañeros, batidos….. en fin nos dan mucho juego.

Aunque parece una marathon de domingo prometo que lo he hecho muy slow, otras veces tengo más sensación de agobio y de no parar.

Por la tarde estaba terminando el curso de fermentados que he hecho on line y me he lanzado a darle salida a una col, rabanitos y zanahorias que tenía en la nevera. Mis chiquis se han subido a escalar y yo me he puesto la música en la cocina y mandolina en mano he hecho:

  • Ensalada de col, zanahoria y nabo fermentada durante una hora.
  • Un bote de zanahorias y rabanitos en salmuera.

De este finde lo que más me ha gustado es la variedad de cosas distintas que he hecho. He experimentado con casi todo lo que he cocinado. Algun@s me han encantado como los bollos holandeses y otras no me han gustado demasiado como el puré. Para próximas tengo algunos tips a aplicar para ir depurando recetas. 

Feliz Semana gente Healthy!!!!